El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha visitado este jueves las localidades mallorquinas de Sóller y Sa Pobla con las autoridades locales con el fin de captar de primera mano los posibles daños que se han producido a raíz de las fuertes lluvias de los últimos días, y se ha comprometido a seguir trabajando en la red de torrentes para mejorar la situación.

En su visita, Vidal ha valorado de manera positiva el efecto de los chaparrones “ya que venimos de una situación de sequía extrema”, por lo que este temporal “tendrá un efecto inmediato en la recarga de los acuíferos”.

[adrotate banner=”125″]

Así lo ha explicado Vidal en Sóller, donde ha subrayado que, en la localidad, el torrente pasa por zona urbana y por lo tanto tiene un componente de peligrosidad añadido. Es por ello que este año la Conselleria llevó a cabo una actuación, acabada en julio, consistente en la reconstrucción con hormigón acabado con piedra de 110 metros del muro de contención a una zona inundable donde hay viviendas y una residencia.

Ésta no ha sido la única intervención en Sóller. También se ha intervenido en el torrente des Jaiot, donde se ha reconstruido un muro derribado de diez metros que provocaba la pérdida de suelo agrícola y que transportaba sedimentos cuando caían lluvias fuertes.

“Las tareas realizadas por la Conselleria han dado buenos resultados. La red de torrentes de Sóller ha drenado bien y por lo tanto hemos evitado situaciones de riesgo”, ha subrayado Vidal, quien ha añadido que “se actúa siempre bajo este principio de riesgo para personas y bienes. Las vamos a visitar y analizamos el estado de los torrentes constantemente para marcar las tareas prioritarias”.

Con respecto a la agricultura, en general las lluvias también han sido bien recibidas aunque se han producido daños puntuales en zonas determinadas donde se han inundado algunas hectáreas en los campos, según el Govern. Una de estas zonas es Sa Pobla, que también ha visitado el conseller, mostrando su “preocupación por las posibles pérdidas de los campesinos”. Y es que las fincas más próximas a la cama del torrente de Muro han quedado inundadas después de que se desbordaran este miércoles.

Vidal se ha reunido con los payeses afectados que le han asegurado que hace diez años que este tramo de torrente no se limpia y se han mostrado agradecidos después de que el conseller haya avanzado que esta actuación está prevista por el año que viene, tanto la limpieza como la reparación de muros. De hecho, este año ya se ha empezado a hacer trabajo y en Sa Pobla se han limpiado los torrentes de Crestatx-Obac y el de Sant Miquel.

“Evidentemente en un año y medio no podemos poner solución a todos los problemas de la red de torrentes pero seguiremos trabajando para evitar que se puedan volver a producir situaciones como éstas, a pesar de que con la lluvia que ha caído los últimos días y teniendo en cuenta que se trata de zonas inundables hubiera sido imposible que la red asumiera todo el caudal”, ha concluido Vidal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.