Sobre las doce y cuarto de la noche comenzó la carrera. Una persecución trepidante y peligrosa que tuvo como protagonistas a dos jóvenes. Todo comenzó por la noche en el municipio de Llucmajor. Una patrulla de la Policía Local había advertido la presencia de un coche en el pueblo que circulaba a gran velocidad. Al parecer, al intentar acercarse y darle el alto al vehículo, un Volkswagen Touareg, los dos ocupantes se dieron a la fuga.

[adrotate banner=”125″]

Salieron del pueblo en dirección a El Arenal, llegaron hasta allí y continuaron por la carretera de Cap Blanc hasta Bahía azul. Los dos jóvenes conducían de forma temeraria, demasiado rápido y poniendo seriamente en peligro a los demás conductores; tomando las rotondas al revés y efectuando arriesgadas maniobras. A toda velocidad se introdujeron en la urbanización Sa Torre, donde intentaron librarse de los agentes realizando literalmente un circuito de “rallies” por el interior de la urbanización.

Casi consiguen su propósito, ya que por unos instantes, lograron despistar a los agentes, aunque poco después, otras unidades de la Policía de Llucmajor que se acercaban lo localizaron de nuevo. De hecho, la policía local había solicitado ya en este punto, refuerzos de la Policía Local de Campos y también de la Guardia Civil, ya que el coche estaba llegando a S’Estanyol y no se sabía hacia donde podían desviarse.

Con varias dotaciones policiales en la cola, los jóvenes conductores emprendieron de nuevo su fuga hacia Cap Blanc; a más de 200 kilómetros por hora e intentando por todos los medios alejar a los agentes. El copiloto abría la puerta del vehículo para evitar que les adelantaran, conducían de forma muy peligrosa y predispuestos a embestir a cualquier que se interpusiese en su camino.

De hecho, la Policía Local tenía al volante de uno de sus vehículos a un agente, experto e instructor de conducción de emergencias, que ha logrado no perderles de vista en ningún momento y mantener una persecución tanto efectiva como segura. Una vez llegados al Faro de Cap Blanc, los dos jóvenes se han dirigido hacia Cala Pi, y de allí, al desvío de S’Estanyol. Al ir tan rápido, no han logrado frenar frente a la señal de stop y se han empotrado de frente contra un muro.

Por la inercia de la colisión, han cruzado la carretera de Llucmajor a S’Estanyol, con la suerte de que ningún otro vehículo pasaba en ese momento. Los agentes han desenfundado rápidamente sus armas, ya que no habían podido ver a los conductores y no sabían quien podía esconderse tras la espectacular fuga. Una vez fuera del vehículo, los dos jóvenes han sido inmovilizados en el suelo.

Los agentes han procedido a su detención. El conductor, de unos 25 años de edad, reside en la urbanización Las Palmeras, de Llucmajor e incluso tras ser detenido mantenía el orgullo por su hazaña, “hoy habéis tenido suerte porque me habéis pillado con el Touareg, si llega a ser mi otro coche, ni me veis”, decía jocoso el joven. El copiloto, de la misma edad, alegaba que durante la persecución abría la puerta, no para hacer daño a los agentes, sino para tirarse del vehículo porque tenía miedo.

Ambos olían a alcohol y entre los asientos del vehículo había vasos de cubata. Ya en el cuartel de la Policía Local de Llucmajor se les ha practicado la prueba de alcoholemia y el conductor ha triplicado la tasa permitida. Los agentes tenían también la sospecha de que hubieran ingerido drogas, ya que en el interior del vehículo parecía haber restos de cocaína. Poco después, se le trasladó al hospital de Son Llatzer para someterse a las pruebas pertinentes de droga.

Al parecer, no es la primera vez que los dos intrépidos compañeros protagonizan una fuga; según fuentes cercanas a la investigación, el mismo vehículo Volkswagen Touareg negro fue visto dos semanas antes en un control de la Guardia Civil. Se dieron a la fuga y, en aquel caso, lograron escapar. No fue así ayer noche. Tras una trepidante persecución de casi 50 kilómetros, los jóvenes han sido detenidos y afortunadamente, sin lamentar ningún herido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.