La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha indicado este miércoles que su Ejecutivo ha trasladado a Delegación de Gobierno las pérdidas que ha sufrido la comunidad a consecuencia de las intensas lluvias de los últimos días para que, si el Consejo de Ministros aprueba ayudas a las autonomías afectadas por el temporal, Baleares también se pueda beneficiar de éstas.

“Hemos enviado el informe para que el Consejo de Ministros pueda ver si las pérdidas pueden ser atendidas con recursos económicos de España, porque también tienen que analizar otras comunidades autónomas, como Comunidad Valenciana y Murcia, que han tenido graves problemáticas. Nosotros también incluiremos lo que nos hagan llegar los ayuntamientos y lo que hemos detectado desde el Govern y los Consells, para pedir que se haga cargo el Gobierno de España, por la situación de emergencia que hemos vivido”.

[adrotate banner=”125″]

Así se ha manifestado la líder del Ejecutivo balear en Porreres, donde se ha reunido con los alcaldes de los municipios más afectados por las lluvias. Allí, ha explicado que así se lo ha trasladado a Delegación de Gobierno de acuerdo con el resto de instituciones de la comunidad.

Armengol, quien ha valorado la coordinación que ha habido entre todas las administraciones para gestionar este problema, ha detallado que el informe remitido a la Delegación de Gobierno prevé 342 incidencias, 267 de ellas en Mallorca, 64 en Ibiza, ocho en Formentera y tres en Menorca. Por poblaciones, las que más incidencias han sufrido son Palma, con 64; Llucmajor, con 29, y Sant Josep de la Talaia y Campos, con 24. Felanitx ha registrado 16 y Porreres, 14.

La presidenta ha incidido en que “en términos generales la red de torrentes ha funcionado bien” y, ante las críticas sobre esto, ha declarado que cuando llegó al Govern hacía cuatro años que no se realizaba ningún tipo de mantenimiento en los torrentes de las Islas.

No obstante, ha declarado que ahora el Govern actúa sobre este problema, de igual manera que invierte en obras hídricas, y que, incluso, una parte del dinero recaudado con el impuesto de turismo sostenible, se destinará a esta materia.

“En momentos así se ve que el mantenimiento es fundamental”, ha declarado antes de incidir en que la Dirección General de Recursos Hídricos actúa en primer lugar en las zonas donde hay más peligro para las personas.

En este sentido, ha admitido que “quedan torrentes por actuar” puesto que se trata de una labor que es necesario hacer “de forma constante e intensa durante años”. “Ha habido algún problema en las carreteras, hay algunos problemas que hay que solventar de cara al futuro”, ha dicho.

Armengol se ha reunido con los alcaldes de Porreres, Francisca Mora; Ses Salines, Bernat Roig; Santanyí, Llorenç Galmés, y Felanitx, Joan Xamena.

El Govern destinará en 2017 un total de 3,8 millones de en torrentes, un aumento de 600.000 euros con respecto al 2016. En el 2016 el presupuesto destinado a limpieza y acondicionamiento de torrentes ha sido de 744.000 euros, a los que hay que añadir 2,5 millones de euros de obras, una cifra que contrasta con los 1,5 millones presupuestados del 2015. Cuando llegó el actual Govern, sólo se habían ejecutado actuaciones por valor de 80.000 euros (11 km).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.