El espacio de televisión Fuera de Cobertura que emite Cuatro termina su primera temporada el lunes 26 de diciembre a las 22.40 horas. Hablamos con Alejandra Andrade, su creadora, una todoterreno de la calle y de la vida que apostó por ella misma y por su equipo y montó una empresa, Producciones Imposibles. Su manera de trabajar desmonta el mito de que en televisión no se hace periodismo. Si gustan: pasen, lean y vean.

[adrotate banner=”125″]

¿Con qué despedís Fuera de Cobertura?
Con un reportaje que hemos titulado Los millonarios de la crisis, españoles que forman parte de ese 1% de multimillonarios que se han beneficiado de la crisis. Viajamos a Miami y Nueva York y estos españoles nos cuentan cómo se han hecho más ricos gracias a la crisis. Ahora mismo la desigualdad es terrible, los ricos cada vez son más ricos y los pobres cada vez más pobres. Nos interesaba su visión, cómo ven desde la cúspide el futuro de nuestro país. Nueva York es la ciudad con más ricos del planeta.

¿Eran ricos o hicieron fortuna con la crisis?
Ellos ya lo eran. Hay gente rica que aprovecha los momentos de crisis para enriquecerse aún más. Por ejemplo, entrevistamos a un español que trabaja en una family office, empresas que se dedican a administrar el dinero de los multimillonarios. La condición para que estas empresas gestionen su dinero es que tengan 50 millones de euros líquidos, a disposición, no en propiedades ni terrenos. Empezamos todos los reportajes con una denuncia. Éste lo arrancamos con Martin Armstrong, un tipo al que llaman el visionario de la crisis porque predice las crisis. Él dice que ahora viene una crisis financiera brutal cuyo centro es Europa. A raíz de esta llamada nos vamos a Estados Unidos para verle y que nos exponga la situación. Y partimos de ahí para entrevistar a los protagonistas del último Fuera de Cobertura.

¿Cuál es el área de negocio de los ricos de la crisis?
Sobre todo el sector inmobiliario. Hemos visto cómo en la burbuja española muchos millonarios latinoamericanos y americanos pusieron el ojo en nuestro país. Han bajado los precios de la vivienda y ellos se aprovechan de esos chollos. Hablamos con uno de los latinoamericanos más ricos del mundo, está dentro de la lista Forbes, y habla de cómo ha invertido en España en Barcelona, Madrid o la Costa del Sol porque bajó mucho el precio de los terrenos y los edificios.

Enriquecerse con la crisis conlleva el empobrecimiento de otras personas, ¿es gente decente o no tienen escrúpulos?
Hay un poco de todo. Vimos el otro lado de la moneda. En el reportaje entrevistamos a Saskia Sassen, que fue Premio Príncipe de Asturias y mantiene la teoría de la desigualdad. Por eso la clase media está desapareciendo, en Estados Unidos es terrible. Hay algunos que son conscientes y no tienen escrúpulos. El de la family office del que hablábamos antes dice que administra dinero de gente que no sabe ni cuánta pasta tiene. Es muy curioso porque estos tíos asesoran a la familia entera, no solamente sobre dónde tienen que invertir, sino que también asesoran a los hijos sobre dónde deben estudiar o cómo se tienen que mover.

¿Los que asesoran sobre esas grandes fortunas también son millonarios?
Totalmente, haciendo más ricos a los ricos ellos también se hacen más ricos. Entramos en la torre Trump con un español que se cruza con él en el ascensor todos los días. Tiene gracia porque justo grabamos el reportaje hace un año. Estaban con los árboles de Navidad y toda la decoración en el Rockefeller y evitamos un poco toda la decoración porque no sabíamos cuándo se iba a emitir.

¿Por qué Fuera de Cobertura trata más temas de fuera de España que de aquí?
Podíamos haber hecho el repor del acoso sexual a las mujeres en España, pero la ONU dijo en un informe que el acoso a las mujeres en El Cairo era una epidemia. Por eso lo hicimos allí, pero tiene mucho que ver con nosotros después de las violaciones en sanfermines. El tema de la homofobia lo hicimos en Rusia porque España es el país que recibe mayor número de peticiones de asilo de Rusia. En el caso de Marruecos del otro día o en Inglaterra con las au pair son todo españoles a los que la crisis les ha obligado a irse fuera en busca de trabajo. Estos tres repor en realidad son como una trilogía de la crisis. En Marruecos e Inglaterra es gente que se ha tenido que ir con toda su dignidad y cobrando una mierda, de manera ilegal porque la crisis les ha expulsado de aquí. Y en el caso del repor del lunes son multimillonarios españoles que se han ido fuera y se han aprovechado de esa crisis.

¿Por qué inaugurasteis el programa con un reportaje sobre Guantánamo?    

Ahí no tenía que ver con España, pero pensamos que quizás era la última oportunidad antes de la marcha de Obama, que dijo tantas veces que cerraría la prisión. Ahora con Trump a lo mejor ningún periodista podrá entrar en Guantánamo. Tuvimos la oportunidad de retratar el horror. Estados Unidos vulnera los Derechos Humanos de las personas cada día.

¿Cómo elegís los temas?
Es lo más complicado de todo. El programa se llama Fuera de Cobertura y lo que intentamos es sacar temas que a lo mejor vemos en los titulares de los periódicos o en los telediarios pero sin profundizar. Nos gusta tener temas propios, que nos interesan como periodistas y como personas. Pero hay muchos que al final se quedan por el camino, empezamos la temporada con veinticinco y luego se quedaron en ocho capítulos. Son sesenta minutos en televisión en prime time y hay temas que son interesantísimos pero no dan para eso. Somos bastante especialitos en que todo el equipo estemos de acuerdo en que hay que sacar adelante una historia sí o sí.

¿Por qué en el sector del periodismo y la investigación hemos perdido todos la calidad?
No es fácil hacer este tipo de reportajes en la tele. Me siento una privilegiada porque hice programas como Callejeros, Encarcelados o En Tierra Hostil. Hacer reportajes de investigación en un canal nacional en horario de máxima audiencia es complicado pero está funcionando y se abre una esperanza para que las cadenas apuesten por este tipo de temas. Se dice que la gente llega a casa después de currar y no le gusta ver dramas, pero no es así porque funcionan. Creo que está en la mano de cada uno. La tele es rápida, todo es para ya, deprisa y corriendo y estos temas llevan mucho tiempo. Hemos hecho los ocho capítulos en más de un año y eso no es lo habitual, por eso digo que somos afortunados. Pero es una buena noticia que cada vez se estén haciendo más programas de reportajes que esa franja horaria tan difícil funcionan.

Si le dices a un jefe que necesitas meses para investigar un tema hasta que vea el producto final no te lo compra. ¿Cómo se sobrevive económicamente mientras tanto?
En mi caso siempre me han contratado las cadenas. Monté Producciones Imposibles porque quería independencia y trabajar con la gente con la que llevo años. Al final cuando te propones una cosa la consigues. Cuando apuestas por un tema, contactas con la cadena y das el coñazo te lo acaban comprando. Lo del tiempo es verdad, pero siempre lo he hecho así. No sé lo que es una redacción de informativos o programas semanales en los que tienes que tener un reportaje de un día para otro. He montado una productora sólida, presentamos el proyecto a Mediaset y nos lo aprobaron. Somos un equipo potente con un calendario de producción y de trabajo en el que nos han contratado a todos a través de mi productora. Si no es imposible.

¿Si no fueras periodista a qué te dedicarías?
Vaya pregunta. Ayer justo hablaba con un director mío, Ricardo Sanz, que dejó la tele y se lo montó por su cuenta en otro sector y él siempre decía que hay que tener una opción B. Pero a mí no se me ocurre ninguna. Es que no sé hacer otra cosa porque empecé a currar en esto con 19 años y creo que no sabría vivir sin hacer reportajes.

Acabáis temporada el lunes, ¿qué viene después?
En principio seguir con Fuera de Cobertura todas las temporadas que podamos.

La televisión es…

Muy dura, sólo para valientes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.