Tomeu junto a un caracol diestro


El doctor Angus Davison, especialista en genética evolutiva buscaba una pareja para su ejemplar de caracol “zurdo”, es decir, con el dibujo propio hacia la izquierda; una curiosidad genética que sólo afecta a uno entre un millón de caracoles.

La pareja perfecta está aquí, en la isla. Y su nombre es “Tomeu”, un ejemplar que vivía en la finca de Sa Caragolera de Binissalem junto a su propietario, Miquel Àngel, que tendrá que enviarlo en los próximos días a la Universidad de Nottingham para proceder a la reproducción y así, arrojar luz sobre la investigación del doctor Angus.

[adrotate banner=”102″]

El objetivo de la búsqueda del doctor era lograr la reproducción de “Jeremy”, un caracol localizado al azar por un jubilado de Nottingham, con otro de sus mismas características; con la concha enrollada hacia la izquierda. “Estoy muy interesado en estudiar la genética de los zurdos para conocer si su rasgo es el resultado de un desajuste en su desarrollo o si es una característica genuinamente heredada. Los caracoles son hermafroditas y no necesitan pareja para reproducirse aunque prefieren hacerlo en compañía. Para nosotros la información genética procedente de un caracol, resultado de dos zurdos, será mucho más valiosa y rica que la procedente de otras combinaciones de caracoles”, explicaba el profesor Davison.

Ahora tras un llamamiento internacional, Jeremy y Tomeu se han encontrado. Juntos contribuirán al desarrollo de la genética evolutiva y si todo va bien; acabarán formando parte de una gran familia de caracoles “zurdos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.