El fiscal del caso Nóos Pedro Horrach ha opinado que las conversaciones grabadas al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz son un ejemplo «claro» de «la utilización perversa de las instituciones para fines políticos» y ha criticado que pasara tanto tiempo entre que salieran a la luz y cesara como ministro.

En un desayuno organizado por Vanity Fair, Horrach ha criticado que no se haya tomado ninguna medida política contra Fernández Díaz y que a nivel mediático tampoco haya recibido muchas críticas, cuando las conversaciones que se filtraron a la prensa «constituyen un atentado directo a la base del sistema».

[adrotate banner=»125"]

En esas conversaciones, Fernández Díaz y el exdirector de la Oficina Antifraude Daniel de Alfonso supuestamente buscaban pruebas y casos de corrupción que afectaran a cargos de partidos independentistas, entre ellos también Francesc Homs.

El fiscal anticorrupción de Baleares, que dejará de serlo una vez se notifique la sentencia del caso Nóos, ha lamentado que haya transcurrido tanto tiempo entre que las grabaciones salieron a la luz, el pasado junio, y su cese como ministro hace escasas semanas.

También ha recordado que en su momento se valoró en la Fiscalía la posibilidad de iniciar una investigación, pero se concluyó que no había base jurídica para ello, aunque no ha entrado a valorar este aspecto.

Tampoco ha querido opinar sobre la designación del exministro como presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, que ha sido aplazada hoy, ya que esa es una «decisión política».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.