La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Palma, Marga Durán y el regidor Fernando Rubio, han denunciado hoy la política de imposición del gobierno de Cort en la construcción de los nuevos carriles bici de Son Gotleu, Industria, Dragonera y la calle Jesús, donde no ha escuchado a los vecinos.

Los populares han recorrido hoy la calle Industria, donde está previsto un nuevo carril bici que se esta llevando a cabo «sin el consenso necesario con los vecinos» y que el consistorio pretende que pase por «una zona privativa que pertenece a una comunidad de propietarios, cuyo mantenimiento corre a cargo de los residentes», ha criticado Durán, ha informado el PP en un comunicado.
[adrotate banner=»102″]
Durán ha recordado que presentó una iniciativa el ulio en la que apelaba al derecho a la propiedad privada, a la necesidad de consenso con vecinos y afectados, y a la posibilidad de que Cort deba afrontar sanciones en caso de invadir espacios de uso privativo.

«Observamos con preocupación como el Ayuntamiento hace oídos sordos a nuestras peticiones y las de los vecinos y continua con su política de imposición y ausencia total de diálogo con las partes afectadas», ha dicho Durán, que se ha comprometido a seguir reivindicando que cualquier nuevo trazado se lleve a cabo «desde el consenso y no desde la unilateralidad»

Durán ha acusado al ejecutivo municipal de «falta de previsión y planificación» y ha criticado esta actitud en un proyecto que ronda los 100.000 euros de presupuesto.

Según la regidora popular «estas mismas pautas de improvisación y falta de diálogo son trasladables al resto de áreas de Cort, que funcionan a modo de compartimentos estancos».

El regidor Fernando Rubio ha asegurado que, en el carril bici de Son Gotleu, además de no haber tenido en cuenta la opinión de los residentes en la zona, Cort ha causado perjuicios como la eliminación de paradas de autobús en puntos como la plaza Miquel Dolç y de unas sesenta plazas de aparcamiento.

Según Rubio, las prioridades del barrio son otras como la seguridad ciudadana por falta de presencia policial y de control en la actividad comercial.

El regidor se ha referido también al carril bici de la calle Jesús, donde incluso ha nacido una nueva asociación vecinal a propósito de la problemática que ha generado.

El edil popular ha recordado que este carril bici ha supuesto un problema para la seguridad de los usuarios y ya ha habido «una serie de accidentes por la escasa visibilidad, y por el transito constante de peatones y vehículos». Según Rubio, el carril bici ha provocado que la facturación de los comercios de la zona baje entre un 20 y un 30 %.

Han reiterado su petición al Ayuntamiento de que las políticas de movilidad dejen de llevarse a cabo desde la imposición y han pedido «el diálogo y consenso que tanto predicaban desde la oposición y que parecen haber olvidado desde el primer día que llegaron al gobierno», ha concluido Durán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.