24 noviembre 2016

El Govern abrirá un expediente sancionador a la central térmica de Mahón

por
El Govern abrirá un expediente sancionador a la central térmica de Mahón

El GOB de Menorca ha anunciado hoy que el Govern abrirá un expediente sancionador a la central térmica de Mahón por dos infracciones graves a causa del vertidos de agua caliente y cloro “muy superiores a los autorizados”.

“El recurso presentado por el GOB contra una autorización dada en 2014 para que la central pudiese verter un 74 por ciento más de agua al mar ha destapado una situación irregular que parece que se venía produciendo desde hace años”, ha señalado la organización ecologista en un comunicado.


La entidad ha recordado que la central eléctrica del puerto de Mahón pasó en 2008 por un trámite de garantía ambiental entre las condiciones del cual se establecía que el volumen anual de vertido al mar de la fábrica no superaría los 9.232.900 metros cúbicos al año.

“Este volumen de agua de mar es utilizada como sistema de refrigeración abierto de los tres motores diésel que funcionan en la central a base de combustible fuel”, han indicado los ecologistas.

El GOB ha asegurado que el agua se devuelve al mar con una mayor temperatura y acompañada de cloro La organización presenté en junio de 2015 un recurso de reposición argumentando la falta de fundamento y discutiendo que no se tratase de una modificación de la autorización ambiental.

“Han tardado 17 meses en responder”, han lamentado.

Sin embargo, el GOB ha apuntado que el recurso ha obligado a pedir diversos informes que han constatado que, al menos desde 2008, el volumen vertido al mar ya fue superior a los 15 millones de metros cúbicos.

La entidad ha remarcado que, a pesar de haber aumentado un 74 por ciento el agua caliente y el cloro correspondiente, el Govern interpreta que no se ha producido daño o deterioro grave del medio ambiente ni se ha puesto en peligro grave la seguridad o la salud de las personas.

Por otro lado, se ha comprobado que no haber declarado en su momento este incremento de agua vertida ha incidido “de forma considerable” en el canon de vertido que la empresa paga anualmente. El expediente sancionador contempla dos vulneraciones graves de la normativa vigente, Por un lado, el incumplimiento de las condiciones establecidas en la autorización ambiental y, por el otro, la falta de comunicación inmediata al órgano competente de tal incumplimiento.

En esta línea el GOB ha subrayado que la sanción económica puede oscilar entre los 20.000 y los 200.000 euros.

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.