La declaración de la exconsellera de Obras Públicas del PP Mabel Cabrer en la comisión de investigación parlamentaria sobre las carreteras de Ibiza se ha convertido en una trifulca cuando la compareciente ha sido interrogada por el diputado de Podemos Aitor Morrás.

“¿Ustedes quieren saber la verdad o quieren hacer un juicio político?”, ha preguntado entre voces Cabrer para quejarse de que no la dejaran explicarse, mientras que Morrás respondía, también a gritos: “Claro que hacemos un juicio político, porque aquí estamos haciendo política”.
[adrotate banner=”102″]

También ha intervenido en el enfrentamiento el presidente de la comisión, el socialista Vicenç Thomàs, que ha acusado a Cabrer de “obstaculizar” el trabajo del grupo de investigación y de faltar al respeto a la institución. “Estamos dando un espectáculo”, ha constatado.

Morrás exigía respuestas concretas, la compareciente reclamaba poder explicarse, el presidente le recriminaba que no fuera precisa al tiempo que trataba de hacerse con el control de la sesión y los diputados del PP reprochaban el tono de las preguntas y pedían protección para Cabrer, todo ello simultáneamente y en tono elevado.

El interpelante de Podemos ha concluido su interrogatorio con la pregunta: “¿Qué piensa de haber formado parte de un gobierno corrupto?”, a lo que la exconsellera ha respondido: “No he formado parte de un gobierno corrupto; mi presidente (Jaume Matas) está condenado por corrupción, y algún compañero también”.

Antes del guirigay, en respuesta al diputado del PP, la que fuera consellera de Obras Públicas de 2003 a 2007 ha defendido su gestión. “Jamás he estado imputada pese a que se han gastado más de 6 millones en auditarme”, ha sostenido la compareciente, para quien la comisión parlamentaria forma parte de “un montaje de persecución política”.

Cabrer ha dedicado el tiempo de respuesta al PP a subrayar que su sucesor en la Conselleria de Obras Públicas, el socialista Jaume Carbonero, trató sin éxito de manchar su gestión de la ejecución de los proyectos de autopistas construidas en Ibiza.

Ha enumerado que desde que se inició el proceso para construir las polémicas carreteras, avalan su gestión dos archivos de denuncias por corrupción, sentencias de la audiencia nacional, del Tribunal Superior de Justicia y de tribunales ordinarios y dos informes de la Abogacía de la comunidad.

Los portavoces en la comisión de MÉS per Mallorca y Menorca, David Abril y Nel Martí, respectivamente, han preguntado a Cabrer por los contratos de publicidad ligados a la construcción de las autopistas ibicencas que obtuvo Over Marketing, cuyo propietario, Daniel Mercado, ha admitido en sede judicial que financió ilegalmente al PP.

La exconsellera ha señalado que Over Marketing fue una de las muchas empresas contratadas pero no por su departamento, sino por las empresas adjudicatarias, y que ella no dio ninguna orden al respecto.

Ha negado que en el caso Over, una pieza separada del caso Palma Arena, tenga un acuerdo con la Fiscalía. “No he tenido que negociar ningún pacto porque nunca he estado imputada”, ha incidido.

El tono de la disputa verbal ha vuelto a subir cuando ha interrogado a Cabrer el diputado socialista Enric Casanova, algunas de cuyas preguntas se ha negado a contestar porque el presidente de la comisión le exigía respuestas concretas y ella ha considerado que sin poder desarrollar sus argumentos podría incurrir en “un delito de falso testimonio”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.