El Ayuntamiento de Sant Josep ha anunciado hoy que se “replanteará” los permisos de apertura y cierre de las discotecas después de más de 30 llamadas recibidas denunciando las molestias por ruido.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, a pesar de que el fin de semana ha transcurrido sin “incidentes destacables”, la Policía Local recibió dos llamadas en la noche del sábado al domingo y otras 27 esta misma noche, coincidiendo con el cierre de algunas de las grandes discotecas ubicadas en Platja d’en Bossa.
[adrotate banner=”102″]
“Tenemos conocimiento de que ha habido vecinos muy molestos por el ruido, principalmente procedentes de la discoteca Space, porque tenía una parte de actividad en el exterior que ha generado molestias. Esto está haciendo que desde el Ayuntamiento nos replanteemos si este tipo de actividades a partir de las 12 de la noche son las que tocan”, ha anunciado la teniente de alcalde y concejala de Gobernación, Paquita Ribas.

“Este invierno lo estudiaremos y seguramente tendremos que hacer una reforma y plantearnos otro sistema para garantizar la convivencia”, ha añadido Ribas.

En cuanto a la actuación de los agentes de la Policía Local, el sábado se interpusieron seis actas por tenencia de drogas, tres decomisos de droga en la vía pública, 44 denuncias de tráfico y la retirada de un vehículo.

Además, se levantó un acta contra un alojamiento turístico ilegal que tenía la música a un volumen muy alto y se denunció a un bar por tener música en la terraza a una hora no permitida. También se denunció a un supermercado por la venta de alcohol pasadas las 12 de la noche.

El pasado domingo se levantaron cinco actas por tenencia de drogas, se atendieron a tres personas que se encontraban bajo los efectos de alcohol y las drogas, se interpusieron 28 denuncias de tráfico y se retiraron cinco vehículos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.