18 Octubre 2016

¿Qué hay detrás de la agresión a la menor en un colegio de Palma?

¿Qué hay detrás de la agresión a la menor en un colegio de Palma?

La agresión a una niña de 8 años en el patio del colegio por parte de varios alumnos ha puesto encima de la mesa dos asuntos. El primero afecta a la gestión de la información sobre lo que de verdad ocurrió aquel día. El segundo es que nadie quiere responsabilizarse de un tema tan delicado en el que están implicadas tantas partes.

El día 5 de octubre una niña fue agredida por doce compañeros de colegio en el patio del centro mientras jugaban un partido de fútbol a la hora del recreo. Según contó en primicia la familia de la niña a Crónica Balear, doce niños propinaron golpes y patadas a la niña por no querer darles el balón. El equipo en el que usaba la menor iba ganando, según las mismas fuentes.

Antes de poner la denuncia ante la Policía Nacional y con la niña ingresada en observación en el hospital de Son Espases, la familia se puso en contacto con, al menos, dos medios de comunicación. Querían hacer público el caso para que actitudes como esta no se vuelvan a repetir. En un primer momento y antes de recibir el informe médico con el diagnóstico, la familia difundió que la menor había sufrido desplazamiento de riñón. Había orinado sangre.

La familia envió fotos de la menor en el hospital para que los medios las publicásemos con la condición de que no saliera el rostro de la niña. Según su versión en el momento de la agresión no había profesores en el patio.

El colegio Anselm Turmeda-Son Ximelis de Palma decidió mantener silencio en las horas posteriores a la publicación de la noticia. Pero la presión mediática pudo más.

Las versiones entre lo que decía la familia y lo que decía el colegio eran contradictorias. La conselleria de Educación, molesta con la publicación de una información que consideraban de parte, optó por esperar el informe de los técnicos. Y el examen coincide con la investigación policial: no se trata de un caso de acoso escolar. Sin embargo, expulsarán del colegio a los siete alumnos implicados entre tres y cinco días.

La niña agredida no quiere volver al colegio. Y el colegio no quiere que la menor abandone el centro en el que, dicen, es muy querida. La familia de la menor, apoyada por otros padres, considera que el grupo de alumnos que pegó a su hija tienen que ser expulsados de forma permanente.

Cada día que pasa surgen más incógnitas sobre qué pasó en el patio del Anselm Turmeda-Son Ximelis del barrio palmesano de Son Roca, si fue una brutal paliza o si fue una pelea ocasional sin premeditación, como señala el conseller de Educación, Martí March, con el informe de los técnicos en la mano.

El asunto ha pasado a ser un arma arrojadiza que utiliza la oposición con el objetivo de desgastar la imagen del Govern de una Francina Armengol instalada en el no ante la probable abstención de los socialistas para facilitar la investidura de Mariano Rajoy.

También te puede interesar

24 Responses

  • La función de un colegio es ENSEÑAR, EDUCAR es cosa de los padres.

  • No entiendo mucho ,pero veo que el ministerio de educación no desea hacerse responsable ,por qué eso sería como reconocer que en los colegios falta mucho personal profesores y sicólogos Cada clase tiene un gran porcentaje de alumnos que los profesores no pueden enseñar A mi parecer creo que de ahí radica toda la negación de este problema

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.