Foto: EFE/Sergio G. Cañizares

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha decretado hoy prisión provisional para dos imanes marroquíes de la mezquita Masllid al Fath, de Ibiza, que llevaban a cabo “labores de adoctrinamiento” y “ensalzamiento” del Dáesh y que podían influir a medio centenar de niños a los que daban clase.

Según han informado fuentes jurídicas, los dos imanes, de 31 y 35 años, han sido trasladados hoy a la Audiencia Nacional, donde han prestado declaración ante el juez de instrucción Eloy Velasco, quien ha dictado auto de prisión provisional comunicada para ellos.

Velasco cree que los detenidos pueden ser responsables de los delitos de colaboración con el Estado Islámico, en su modalidad de adoctrinamiento, captación, autoadoctrinamiento y posesión de documentación que incita a la incorporación al Estado Islámico.

[adrotate banner=”102″]

El juez considera que los hechos de los que se les acusan revisten “la gravedad suficiente” como para acordar prisión para los imanes pues éstos podían posibilitar “que jóvenes se incorporen a la organización terrorista Estado Islámico” y además cree que puede existir riesgo de fuga y reiteración delictiva de los arrestados.

En su auto, Velasco relata que los arrestados -líder y auxiliar de la comunidad islámica de Sant Antonio de Portmany-, llevaban a cabo labores de “adoctrinamiento y ensalzamiento” del Dáesh tanto en sus prédicas, en conversaciones con miembros de su comunidad, como en las redes sociales, donde colgaban vídeos de propaganda del Estado Islámico.

Dichas acciones, según el magistrado, “no tienen más finalidad que el apoyo y adoctrinamiento de las tesis violentas de la yihad del Estado Islámico”.

Además, según informan fuentes jurídicas, el juez ha tenido en cuenta que los detenidos daban clases de religión a un total de cincuenta niños sobre los que poseían una “ascendencia intelectual” y a los que, por tanto, podían influir.

Para el magistrado, “esas enseñanzas violentas tienen visos de propiciar más actividad terrorista ya consiguiendo que terceros vayan a incorporarse al terrorismo internacional en zonas de conflicto, ya para que lo hagan en Europa”.

El juez detalla en su auto cómo los acusados colgaban en las redes sociales vídeos sobre los avances del Califato Islámico en el combate y del Estado Islámico “enseñando a matar”, los que exhibían decapitaciones, ejecuciones y aleccionamientos a niños para ser futuros muyahidines.

Los dos imanes marroquíes fueron detenidos el pasado martes en Ibiza en un operativo en el que participaron unos 100 agentes de la Guardia Civil.

Según informó el Ministerio del Interior tras sus detenciones, los detenidos comenzaron a incrementar su actividad en internet y redes sociales en 2012, coincidiendo con el fenómeno de las primaveras árabes y el éxodo masivo de combatientes extranjeros para integrarse en las filas de la organización terrorista Estado Islámico en Siria e Irak.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.