Máxima expectación a las puertas del colegio Anselm Turmeda Son Ximelis de Palma.

La paliza que doce chicos del centro propinaron a una niña de 8 años genera las primeras consecuencias en forma de bajas. Varios padres de alumnos se niegan a seguir llevando a sus hijos al colegio hasta que no expulsen a los agresores.

[adrotate banner=”100″]

Son los propios niños los que rechazan volver al colegio porque sienten miedo de que también les pueda ocurrir a ellos. La indignación de padres y alumnos va en aumento al considerar que en el colegio no se garantiza la seguridad de sus hijos.

A la espera de determinar, oficialmente, que se trata de un caso de acoso escolar y no de un hecho aislado, la familia de la niña agredida ya ha puesto en conocimiento de la Policía Nacional que la madre de la menor solo fue informada de la palizada que recibió su hija después de firmar un documento. Lo cuenta Melissa, hermana de la niña, en la entrevista que concedió a Crónica Balear.

La paliza que sufrió la niña obligó al Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, a reaccionar. En sus declaraciones Fernández Díaz afirmó que no se trataba de un caso de acoso, sino de un hecho puntual, lo que ha molestado a la familia de la menor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.