Foto: EFE/EPA/Hendrik Schmidt

El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), quien se tuvo que conformar con una discreta sexta posición en Australia, recordó: “Tal y como dije antes del gran premio creía que era un fin de semana para sobrevivir pero pensaba que no sería para tanto, pero así ha sido”.

“En ningún momento la moto me ha dado buenas sensaciones de seguridad, ni entrando en la curva ni saliendo y cuanto más frío hace peor vamos”, recalcó.
[adrotate banner=”102″]
“Cuando otros pilotos tiene problemas y el neumático funciona pero no pueden sacar el beneficio que tengo yo con mi técnica, pues yo sufro más cuando no hay adherencia y hay pilotos a los que les gusta esa sensación de derrapar, o sufren menos que yo, o que Pedrosa, por ejemplo”, explicó Lorenzo.

“Hay pilotos de diferentes estilos y Michelin, por no tener los mismos problemas que tuvo con Baz y Redding -cuando sus neumáticos reventaron-, ha hecho neumáticos muy duros que no generan nada de adherencia cuando aceleras y por eso cuando intento ser más agresivo en la frenada se me bloquea y tenía la sensación de que me iba a caer en todas las curvas”, lamentó Jorge Lorenzo.

Sobre la posibilidad de no quedar ni tercero en el campeonato, Jorge Lorenzo dijo que le preocupa más “encontrar una buena sensación con la moto, un buen agarre detrás y poder intentar ganar en Sepang ya que si el neumático funciona bien se puede ganar perfectamente”.

“Me sabría mal porque sería una combinación de errores y neumáticos y me haría volver a repetir la posición de mi primer año en MotoGP. Llevo nueve años terminando la mayor parte de las veces primero o segundo, y tercero en 2014”, recordó el piloto de Yamaha.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.