La Policía Nacional ha procedido a la desarticulación de un grupo organizado dedicado a favorecer la entrada al país de mujeres procedentes de Nigeria en situación de inmigración ilegal; que conseguían los permisos de residencia mediante “matrimonios de conveniencia”. 21 personas (13 de nacionalidad española y 8 de nacionalidad nigeriana) han sido detenidas por inmigración irregular y pertenencia a grupo criminal; entre ellos, también los líderes de la trama; acusados además de falsedad documental.

[adrotate banner=”102″]

La investigación, enmarcada en la Operación Coffe, se inició por la UCRIF hace ya varios meses, con la ayuda del Área de Trabajo e Inmigración de la Delegación de Gobierno de Baleares. Los agentes comenzaron a sospechar cuando comprobaron que la mayoría de las mujeres identificadas en los operativos policiales realizados en Platja de Palma, relacionadas con la prostitución y delitos contra el patrimonio, poseían permisos de residencia mediante matrimonios y parejas de hecho fraudulentas.

La organización delictiva se dedicaba a la búsqueda de personas de origen comunitario que, a cambio de una cantidad de dinero, estuvieran dispuestas a unirse con otras personas que se encontraban de forma ilegal en el país. El grupo detenido recibida una elevada cuantía de dinero para falsificar toda la documentación necesaria y celebrar o simular el enlace entre las dos personas.

La Policía averiguó durante la investigación que la mayoría de las personas que accedían a celebrar la boda contaban con escasos recursos económicos; incluso en algunos casos, eran toxicómanos, incapacitados mentales o indigentes. Muchos aparecía dados de alta como autónomos justo en las fechas próximas a la presentación de la solicitud de inscripción como parejas de hecho. Estos “maridos simulados” cobraban entre 2500 y 3000 euros por acceder al enlace.

Muchos de los nigerianos que han llevado a cabo estas uniones ficticias habían solicitado, en diversas ocasiones, obtener el permiso de residente; pero siempre habían sido denegados porque en la mayoría de casos, se trataba de personas con antecedentes penales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.