Huelga de limpieza en los colegios de Llucmajor
Imagen de archivo

CCOO ha informado de la convocatoria de una huelga indefinida de los servicios de limpieza de los colegios de Llucmajor a partir del próximo lunes, en rechazo por la precariedad del nuevo contrato del que el sindicato hace responsable al ayuntamiento.

Tras la subrogación del contrato de limpieza, el secretario general de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO en Baleares, Miguel Ángel Pardo, ha asegurado que el Ayuntamiento de Llucmajor “es responsable al hacer un pliego de condiciones donde quita derechos a los trabajadores” y en un comunicado ha exigido al consistorio “su intervención” en el conflicto.
[adrotate banner=”102″]
Según Pardo, la situación de los trabajadores tras la “inusual subrogación” del contrato es “inaceptable” y “vulnera de manera directa todos sus derechos”.

El sindicato ha convocado a la huelga, a partir del lunes, a todos los trabajadores de Samyl Limpieza y Mantenimiento como “último recurso ante la actitud y las claras intenciones demostradas por la empresa” y con el objetivo de “forzar una rectificación” para que la plantilla mantenga las mismas condiciones de trabajo que tenía con la anterior concesionaria, Balimsa.

Reclaman que los trabajadores conserven los mismos derechos y obligaciones que tenían con la anterior adjudicataria y que se respete lo establecido en el Convenio Provincial de limpieza de edificios y locales de Baleares.

El origen del conflicto es que el pasado 1 de octubre, los trabajadores de la limpieza pertenecientes a la empresa Balimsa y asignados principalmente a determinados centros educativos pasaron a depender de la mercantil Salym.

Según CCOO, este cambio se llevó a cabo mediante la cesión de plantilla pero no fue mediante las cartas de subrogación al uso en las que se asume la cesión de trabajadores con todos los derechos y deberes que tuvieran con la anterior concesionaria “sino mediante contratos de subrogación que muchos de los trabajadores rubricaron con un ‘no conforme’ al no estar seguros de sus implicaciones”.

Varios trabajadores sí firmaron el nuevo contrato sin objeciones.

El sindicato ha recalcado que un contrato de subrogación “no es la fórmula habitual de cesión de trabajadores de una empresa a otra”.

Tras la firma del contrato de subrogación, Samyl modificó los horarios de muchos de sus trabajadores, no respetó los calendarios de vacaciones confirmados y “al amparo de tan cuestionable documento”, convirtió la relación laboral en otra de carácter fijo discontinuo, mediante la cual se derivaría al SOIB a los trabajadores en diciembre, denuncia el sindicato.

Según CCOO, la empresa ha anunciado que solo respetará los derechos de subrogación en los términos del Convenio Provincial de Limpieza de Edificios y Locales para aquellos trabajadores que expresaron su disconformidad al firmar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.