El grupo Lufthansa prohíbe en los vuelos de todas sus aerolíneas el teléfono inteligente de Samsung Galaxy Note 7, que la empresa surcoreana ha retirado del mercado porque se han incendiado algunos dispositivos por problemas con la batería.

El teléfono de Samsung no puede llevarse a bordo, ni en el equipaje de mano, ni en el facturado, según ha dicho un portavoz de Lufthansa.
[adrotate banner=”102″]
Otras aerolíneas como la suiza Swiss y la española Air Europa también ha prohibido el Samsung Galaxy Note 7 en sus vuelos.

Las autoridades estadounidenses también han prohibido el teléfono de Samsung en todos los vuelos de EEUU por razones de seguridad.

La semana pasada Samsung Electronics anunció que dejaba de fabricar el Galaxy Note 7 debido a los repetidos y peligrosos casos de incendio de los aparatos y pidió a los consumidores que los apagaran y no los utilizaran más por seguridad.

Samsung ha puesto a disposición personal en los aeropuertos alemanes que ofrecen a los clientes otro teléfono.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.