El Govern balear gestionará el año que viene un presupuesto de 4.668,2 millones de euros, 427,3 millones más que en 2016, lo que representa un incremento del 10,1 %, según se recoge en el proyecto de ley aprobado hoy por el ejecutivo.

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha comparecido tras el Consell de Govern para explicar un proyecto que contempla un crecimiento del PIB balear para 2017 del 3,7 %, por delante del 2,5 % de España y del 1,9 % de la Unión Europea.

El Govern no prevé ningún impuesto en el proyecto de ley de los presupuestos autonómicos de 2017, que será aprobado de manera definitiva en el Parlament a finales de diciembre.
[adrotate banner=”102″]
El ejecutivo autonómico (PSIB-PSOE y MÉS) y Podemos, que apoya al ejecutivo balear sin formar parte del mismo, han llegado a un “acuerdo de mínimos” para los presupuestos autonómicos con el fin de “evitar una enmienda a la totalidad” del partido morado y que supone incrementos en sanidad y educación y “blindar los acuerdos por el cambio”.

Se trata de los presupuestos más altos de la historia de Baleares, ha subrayado Cladera, que también ha destacado que el proyecto de ley prevé un aumento de las políticas sociales del 8,8 %, lo que supone un incremento de 218,9 millones de euros respecto a este año.

En total, las políticas sociales en materias de salud, educación, servicios sociales, empleo, cultura y deportes pasa de 2.485 millones este año a los 2.704 del próximo ejercicio.

Las políticas sociales concentran el 70 % del gasto no financiero, según este proyecto que refuerza la apuesta del Govern por esta materia durante el próximo ejercicio.

Además, se contempla un aumento de 50,6 millones de euros para mejorar las infraestructuras en transporte, agua y otras infraestructuras básicas.

En total, se recogen 262 millones de euros para inversiones en estas materias, un 24 % más que los 211,3 millones de este año.

También se ha planificado un gasto de 161,2 millones de euros para fomentar los sectores productivos de las Islas Baleares, lo que supone un aumento de 11,2 millones de euros más (+7,5 %) que en el actual ejercicio.

Por lo que se refiere a la financiación de los consells insulars, aumenta el presupuesto de todos: un 9,1 % más el de Mallorca (19 millones más respecto al de este año), un 9 % el de Menorca (3,6 millones), un 8,9 % el de Ibiza (4 millones) y un 8,9% más el de Formentera (medio millón de euros).

La portavoz del Govern, Pilar Costa, presente también la conferencia de prensa, ha destacado que el proyecto de ley es fruto del “pacto y del consenso” entre los partidos que respaldan la gestión del ejecutivo.

Costa ha declarado que las cuentas de la comunidad de 2017 “refuerzan los Acuerdos por el Cambio” firmados por estas tres formaciones al inicio de legislatura.

Además, ha dicho que los partidos de izquierda con representación en el Parlament tendrán la oportunidad de negociar cambios a través de enmiendas parciales durante el periodo de tramitación parlamentaria, siempre y cuando no afecten a las grandes cifras.

El acuerdo alcanzado supone que el Govern cumplirá con el calendario previsto, sin que haya influido que el Gobierno del Estado haya estado diez meses en funciones, con las dificultades que ello ha supuesto para elaborar las cuentas de Baleares del próximo año.

Cladera ha dicho que son unos presupuestos “valientes” que consolidan la apuesta del Govern por las políticas sociales y que pretenden que el crecimiento económico revierta en toda la ciudadanía.

Por otra parte, en respuesta a los periodistas, Costa ha dejado claro que el ejecutivo solicitará negociar con el Estado en cuanto se ponga el marcha el nuevo ejecutivo del PP y ha aseverado: “Nos mantendremos reivindicativos frente al Gobierno”.

La también conselllera de Presidencia ha considerado que no cree que esa negociación sea más “positiva o negativa” según el color político de la comunidad autónoma en cuestión.

La portavoz ha recordado que Baleares deberá sentarse a negociar con el nuevo Gobierno que liderará por Mariano Rajoy asuntos de trascendencia como el nuevo sistema de financiación o la renovación del Régimen Especial de Baleares (REB).

Además, la consellera de Hacienda ha avanzado que el ejecutivo balear pedirá al Estado que “perdone o rebaje” la deuda autonómica debido a la “infrafinanciación histórica” de las Islas Baleares.

“Es de sentido común porque la deuda de las comunidades autónomas es demasiado elevada”, ha añadido la titular de Hacienda.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.