La Conselleria del Territorio, Energía y Movilidad ha incrementado este año las ayudas al alquiler de viviendas un 88,3 % tras aprobar un total de 1.478 subvenciones frente a las 785 de todo el año 2015.

Las ayudas se conceden al pago de alquileres de hasta 600 euros mensuales y suponen un 40 % del precio, con un máximo total anual de 2.400 euros por solicitante.

Los hogares receptores tienen que tener ingresos no superiores a 22.385 euros, mientras la media de las ayudas otorgadas es de 1.935 euros por solicitante -la cantidad varía en función del importe del alquiler-.
[adrotate banner=”102″]
Este departamento autonómico ha informado de que el número de ayudas concedidas este año suman 2,8 millones de euros, que recibirán los beneficiarios con efectos retroactivos desde enero de 2016 para cubrir los alquileres que hayan acreditado haber pagado.

Se incrementa en un 90 % la cantidad que se pagará en ayudas directas para el alquiler respecto a 2015, cuando se abonaron 1,5 millones.

Las ayudas forman parte del presupuesto del Plan Estatal de la Vivienda, que son gestionadas por la Comunidad Autónoma, que es la que decide, del conjunto de ayudas que subvenciona el plan destinadas a vivienda, con un presupuesto de 5,8 millones, cuáles prioriza.

Este año, la conselleria decidió destinar 3 millones de euros a las ayudas para alquiler, mientras que en 2015 se dedicaron 1,7 millones.

De las 1.847 peticiones de ayuda presentadas para la convocatoria de 2016 se han concedido, en el conjunto de las Islas Baleares, 1.478, el 80 % de las planteadas, y se han excluido 369, el 20 %.

En Mallorca se han otorgado 1.125 ayudas de un total de 1.405, el 80 %, frente a las 652 otorgadas en 2015.

Las 1.125 ayudas concedidas en Mallorca se reparten en prácticamente todos los municipios, aunque la mayoría se distribuyen en Palma (760), Inca (68), Calvià (36), Manacor (24), Llucmajor (23) y Marratxí (20). El importe medio de la ayuda en Mallorca es de 1.964 euros.

En la convocatoria de 2016 se decidió ampliar el plazo ordinario de presentación de las solicitudes, hecho que ha permitido, en la práctica, casi duplicar el número de solicitudes. Así, se presentaron 964 solicitudes hasta el 3 de julio y otras 883 entre el 4 y el 18 de julio.

Si se compara la efectividad de la campaña de 2016 con la de 2015, gestionada por el Govern anterior, se comprueba que aunque el número de peticiones de ayuda fue incluso superior (2.090), los resultados serían mucho más negativos, porque a 1.305 ciudadanos se les negaron las ayudas; es decir, sólo la obtuvo el 37,6 % de los solicitantes. Este año sólo han sido excluidos 369, mayoritariamente por falta de documentación requerida (16,5 %).

Para la convocatoria de 2016, la Conselleria del Territorio, Energía y Movilidad puso en marcha una serie de medidas dirigidas a informar, asesorar y acompañar a los ciudadanos a la hora de plantear sus solicitudes con el objetivo, que se ha alcanzado, de que las ayudas pudieran llegar a cuantas más personas mejor, de manera que nadie se quedara sin poder acceder por falta de información o por no tener a su alcance los medios necesarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.