Imagen de archivo del ex-president Francesc Antich

El expresidente del Govern balear y senador Francesc Antich forma parte en calidad de vocal de la comisión gestora que dirige el PSOE tras la dimisión del hasta ayer secretario general, Pedro Sánchez, un órgano que encabeza el presidente asturiano Javier Fernández.

La decisión de nombrar una gestora se adoptó anoche después de 16 horas de reunión del Comité Federal, con solo un voto en contra y una abstención.

Entre los nueve vocales, la figura más destacada del órgano ejecutivo es el portavoz del PSOE en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, hombre de confianza de la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

[adrotate banner=”100″]

Los socialistas andaluces han situado a una segunda integrante en la gestora, la diputada por Córdoba y exconsejera de la Junta María Jesús Serrano. Extremadura también cuenta con dos representantes Ascensión Godoy y Soraya Vega.

El resto de vocales, además de Antich, son José Enrique Muñoz Lladró (Valencia); Dolores Padrón (Canarias); Francisco Ocón (La Rioja) y Ricardo Cortés (Cantabria). Éstas dos últimas federaciones, junto con la balear, son las más próximas al sector que ha apoyado a Sánchez.

Anoche, la secretaria general del PSIB y presidenta autonómica balear, Francina Armengol, definió el de ayer como “un día complicado” e incidió en sostener su criterio de que era necesario un congreso urgente para “que hable la militancia”.

También insistió en su postura de que “el PSOE tiene que defende más fuerte y más claro que nunca un no rotundo a Mariano Rajoy y a cualquier gobierno del PP y, por tanto, poder trabajar en una alternativa”.

“El Partido Socialista debe volver a representar un proyecto político mayoritario en España y eso es lo que yo deseo más pronto que tarde”, declaró. EFE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.