La Policía Local de Palma ha realizado 929 denuncias por hacer botellón este verano, lo que supone un 700 % que en el estío pasado, y ha logrado erradicar el trile, según ha destacado hoy el alcalde de Palma, José Hila.

Hila ha presentado el balance del dispositivo estival de la Policía Local (Setur 2016), que se ha desarrollado del 23 de mayo al 23 de octubre, junto a la regidora de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, y el jefe de la Policía local, José Palouzié, informa en una nota de prensa el consistorio.

El primer edil ha subrayado que Palma es un destino turístico seguro, gracias también a la Policía Local, a la que ha agradecido “la profesionalidad” que ha demostrado este verano, con unos resultados inmejorables.
[adrotate banner=”102″]
Así, ha apuntado que se han incrementado un 700 % las denuncias relacionadas con el botellón y las concentraciones contrarias a la ordenanza que los regula; por lo que se han presentado 929 denuncias, de las que 126 tienen consideración de muy grave, mientras en el mismo período de 2015 las denuncias llegaron a 131.

“Hemos plantado cara al turismo de borrachera y hemos tenido éxito”, ha dicho Hila.

La problemática del trile ha quedado prácticamente erradicada esta temporada tras la actuación policial en agosto contra el principal grupo que actuaba en la Playa de Palma; así, en octubre esta actividad era prácticamente inexistente.

Además, se han realizado 3.490 intervenciones directas contra la venta ambulante (780 más que en mismo periodo de 2015); y 2.562 de estas intervenciones han sido actuaciones administrativas con vendedores ambulantes y 746 con personas que usan y ocupan el espacio público para la prestación de servicios, como masajistas, peluqueras y tatuadores.

De éstas, 181 intervenciones han sido actuaciones penales por la venta de artículos contrarios a la legislación de la propiedad industrial e intelectual, mientras en el mismo período de 2015 llegaron a 60.

Por tanto, las actuaciones contra la piratería y las falsificaciones se han incrementado un 216 % este verano.

Los artículos decomisados en las intervenciones directas contra la venta ambulante han sido 106.000, de los cuales 11.910 son resultado de las actuaciones de policía judicial contra la piratería y las falsificaciones.

Los artículos decomisados más comunes son gafas (25.330), relojes (21.180) y gorras (6128), cuyo valor económico se calcula en 732.000 euros.

Este verano 136 agentes de la Policía Local, 25 más que en 2015, han integrado el dispositivo de seguridad ciudadana en las principales zonas turísticas del municipio: Playa de Palma, Centro histórico, Paseo Marítimo y Cala Mayor.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.