18 Octubre 2016

Educación concluye que la agresión fue sin “intención” y expulsará 5 días a los culpables

Educación concluye que la agresión fue sin “intención” y expulsará 5 días a los culpables

El Departamento de Inspección Educativa ha presentado hoy el informe sobre la investigación de los hechos del pasado día 5 de octubre en el centro escolar Anselm Turmeda de la barriada de Son Roca, en Palma; donde un grupo de alumnos golpearon a una niña de ocho años.

Según el informe, la agresión se produjo por una “disputa por una pelota sin ninguna intencionalidad previa” y a partir de hoy martes se pondrán en marcha las medidas correctivas decididas al respecto. Al parecer, Educación considera que en ningún momento se ha detectado en los alumnos una intención previa de agredir a la niña sino un “acto no premeditado” para quitarle la pelota.

El informe también arroja luz sobre la presencia de profesores en el patio y constata que había dos maestras; por lo que se estudiará la conveniencia de aumentar el número hasta tres para la vigilancia en los patios. En total, se establece que participaron en la agresión 7 alumnos, dos de 8 años, uno de 9, uno de 10, dos de 11 y uno de 12. La dirección del colegio califica la agresión como conducta grave y expulsará 5 días a los alumnos que tuvieron una participación más activa en la agresión y tres días a los que mostraron una actitud menos violenta.

Los alumnos participaran también durante algún tiempo en talleres de convivencia y mediación durante su tiempo del patio para así establecer unas normas y evitar cualquier tipo de violencia. Según el informe, los alumnos se muestran muy arrepentidos por lo ocurrido e incluso le han escrito una carta a su compañera para desearle una pronta mejoría.

Respecto al “silencio administrativo” al que se ha acusado a la Conselleria, se afirma que la investigación se inició el 6 de Octubre y que ese mismo día se comunicó a los padres de los alumnos implicados las gestiones que se iban a realizar. También defienden que se atendió debidamente a la familia; aunque afirman que afectó al proceso el “ajetreo mediático”.

El informe deja claro que no se trata de un caso de bullying y que a pesar de que la familia ya ha solicitado el cambio de centro, Educación ha manifestado su voluntad de que la familia reconsidere su decisión puesto que es “una alumna muy estimada en el centro”. Aún así, respetarán la voluntad de la niña si se decide continuar con su cambio.

Otro de los puntos conflictivos del caso fue el hecho de que la niña no recibiera la asistencia médica pertinente tras la agresión, la Conselleria defiende que la niña “continuó las clases con normalidad y ni la tutora ni otros profesores que la vieron entre esas horas observaron ninguna secuela física que hiciera evidente que necesitara asistencia médica”, reza el informe. El equipo directivo afirma haber estado pendiente de la evolución de la niña y en cuanto tuvo noticia del ingreso hospitalario, hablaron con la familia y se pusieron a su disposición.

También te puede interesar

69 Responses

  • Como siempre a no ser que maten a la victima o esta se quite la vida por miedo o desesperacion el colegio nunca actua ninguno lo digo x desgracia x que lo he pasado

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.