La secretaria general del PSOE de Baleares y presidenta autonómica, Francina Armengol, ha afirmado hoy que “imponer es un muy mal ejercicio dentro de un partido” y que el Comité Federal de ayer “evidenció una ruptura complicada”.

En declaraciones a IB3 Ràdio recogidas por Efe, Armengol no ha respondido si los diputados de Baleares en el Congreso romperán la disciplina de voto y votarán en contra de la designación de Mariano Rajoy (PP) como presidente del Gobierno.
[adrotate banner=”102″]
Armengol ha insistido que la decisión adoptada ayer por el Comité Federal de abstenerse en la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy y facilitar así un Gobierno del PP es un “error histórico”.

Los socialistas de las islas analizarán esta tarde la situación, aunque la número uno del PSIB ya ha adelantado que se trata de una decisión, la abstención en la votación, que tendrá “consecuencias muy difíciles para el PSOE”.

En los próximos días, Armengol intentará “convencer” a la gestora del PSOE y al Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de que, una vez adoptada la decisión de la abstención, “se haga de la forma más inteligente posible y de la forma más respetuosa posible”.

Armengol ha aludido a la “discrepancia absoluta” de los militantes socialistas respecto a la abstención a Rajoy.

“Si hemos de hacer oposición, no se le puede regalar al PP la abstención de los 84 escaños socialistas que, además, no estarán, es evidente”, ha dicho.

La líder socialista de la islas ha insistido en que “dentro del PSOE las voces del sentido común y de intentar reconducir la situación deben imperar por encima de la imposición”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.