Imagen de archivo

Tras un intenso y ajetreado verano tanto en visitantes como en temperaturas; hoy ha vuelto el frío. Las bajas presiones han traído además una tormenta eléctrica que ha puesto en alerta a varias playas del municipio de Calvià.

[adrotate banner=”95″]

Según informa la central de emergencias 112; se ha colocado bandera roja para indicar que se cierra el baño en algunas zonas y así evitar incidentes provocados por los rayos. De hecho; según informa Protección Civil de Calvià es muy importante cumplir la norma en dichas circunstancias ya que hace algunos años se produjo un accidente en una de las playas mencionadas; cuando un hombre resultó gravemente herido tras recibir el impacto de un rayo.

El servicio de emergencia detalla que se mantienen cerradas las playas de Santa Ponça, Palmira, Roman y Tora. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activado el aviso amarillo (riesgo) por lluvias para hoy y mañana.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.