Los equipos de emergencia tuvieron que rescatar a uno de los jóvenes que quedó atrapado en el interior del vehículo.

No es la primera vez que algún coche acaba en el interior del Torrent de na Bàrbara; torrente urbano que atraviesa la calle Aragón de Palma. Ayer noche, sobre la una menos cuarto, tres jóvenes circulaban, en dirección al centro, por la calle Gabriel Alzamora, vía que transcurre paralela a Aragón y pasa por detrás del concesionario Peugeot que hay en la zona.

Al llegar al final de dicha calle, se encuentra el torrente y sólo es posible girar a izquierda o derecha, hacia la calle Antoni Gomila. Al parecer, los tres jóvenes perdieron el control del vehículo, no pudieron girar ni frenar y siguieron recto hasta caer en el interior. En su camino, arrancaron parte de la valla metálica protectora.

[adrotate banner=”95″]

El conductor y uno de los ocupantes pudieron salir por su propio pie pero el joven que viajaba de copiloto quedó atrapado en el interior del vehículo. Su rescate era delicado ya que el joven sufre una discapacidad y no podía salir del coche por su cuenta. Requería la intervención de los Bomberos de Palma, por lo que se dio el aviso rápidamente.

Acudieron al lugar varias ambulancias, la Policía Local de Palma y tres dotaciones de bomberos, que han bajado al torrente junto a los agentes de la policía para comenzar las maniobras de rescate del joven. Los Bomberos de Palma trabajaron incansables durante unos treinta minutos en los que se vieron obligados a cortar las dos puertas del lateral derecho del coche para poder sacar con sumo cuidado al herido.

Los tres jóvenes tienen poco más de unos veinte años de edad y fueron atendidos por los equipos sanitarios. El joven que tuvo que ser rescatado fue trasladado a un centro hospitalario y está en pronóstico reservado aunque, según fuentes cercanas a lo ocurrido, sus heridas son de carácter leve. El conductor del vehículo es novel y llevaba poco más de un año con el carnet de conducir. Se le realizó la prueba de alcoholemia y el resultado fue negativo.

Se realizará el informe correspondiente aunque las causas del accidente apuntan a un exceso de velocidad junto al hecho de que la carretera se encontrara mojada tras las lluvias. Los Bomberos de Palma lograron recuperar el coche del torrente con uno de los camiones pluma de su dotación y la grúa municipal se encargó de desplazarlo. También se han colocado vallas de plástico provisionales en la zona. No es el primer accidente que ocurre en el mismo punto ya que en octubre de 2011, una pareja cayó con su Toyota en el interior de Na Bàrbara. Afortunadamente, a pesar de la tormenta de los últimos días, el torrente sólo llevaba dos o tres centímetros de agua.

[flagallery gid=236]

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.