5 Septiembre 2016

Rafa Nadal, eliminado del Abierto de EE.UU. tras perder ante al francés Pouille

por
Rafa Nadal, eliminado del Abierto de EE.UU. tras perder ante al francés Pouille
Foto:EFE/EPA/ANDREW GOMBERT

El francés Lucas Pouille, vigésimo cuarto cabeza de serie, eliminó hoy al español Rafael Nadal en la cuarta ronda del Abierto de Estados Unidos al vencerlo por 6-1, 2-6, 6-4, 3-6 y 7-6 (6) en partido maratoniano de cuatro horas y seis minutos.

Nadal, de 30 años, cuarto cabeza de serie, y ganador del Abierto de Estados Unidos en el 2010 y 2013, que no había perdido ningún set en los tres primeros partidos, esta vez tuvo la prueba de fuego de Pouille que no pudo superar al no saber descifrar el potente saque de su rival.

El joven francés de 22 años al concluir el partido logró unas estadísticas de 59 golpes ganadores y 53 errores no forzados, comparados a los 52 y 41, respectivamente de Nadal, que perdió en el juego sobre la red con 35 tantos de 48 subidas por 38 y 63 de su rival.

Pero la clave del partido fue el mejor saque de Pouille que logró 11 aces, algunos decisivos para evitar el “break” y cuatro dobles faltas, las mismas que Nadal, que sólo tuvo un punto ganado con un servicio directo.

El duelo entre ambos tenistas fue el segundo y ahora están empatados a 1-1 después que Nadal había ganado el primero, cuando consiguió un triunfo fácil por 6-2 y 6-1 en el pasado Masters 1000 de Monte Carlo que se jugó sobre pista de arcilla.

Nadal no comenzó bien el partido, estuvo sin consistencia en el saque, no restó bien, y cometió errores sin forzar con el revés que le costaron perder la manga en apenas 28 minutos después que Pouille, de 22 años, le hizo dos “break”.

Pero todo cambió en el segundo, Nadal recuperó la concentración y lo demostró al reanudar las acciones con un saque le permitió ponerse arriba en el marcador para luego en el segundo ya encontrar su mejor resto y hacerle al jugador francés el primer “break”.

El parcial de 3-0 además de darle confianza, lo tranquilizó y le demostró que si hacía las cosas normalmente era muy superior a su rival y eso fue lo que sucedió al conseguir el segundo “break” en el octavo juego y asegurarse la manga en 44 minutos.

El partido comenzaba de nuevo para ambos tenistas y especialmente para Nadal que debía mantener su mejor nivel si no quería tener los problemas de la primera manga, que fue lo que le sucedió al perder de nuevo su saque y dejar que Pouille se pusiese con la ventaja de 2-0.

Una ventaja que iba a mantener hasta el final de la manga al no ceder su saque y aunque el mallorquín lo intentó al final no pudo evitar ponerse de nuevo abajo en el marcador con una desventaja de 1-2 sets y la misión no sólo de intentar la remontada si no de jugar mejor que lo había hecho.

Ante un rival que tenía un saque demoledor que le permitía siempre superar los problemas cuando Nadal tenía la oportunidad de romperlo como sucedió en el cuarto juego del cuarto set con dos servicios que alcanzaron los 200 kilómetros por hora de velocidad.

Le dio un respiro en el sexto cuando no fue bueno su primer saque de 204 kilómetros por hora y Nadal, que tenía la ventaja de 30-40, al segundo de 133 kilómetros lo aprovechó como la última gota de agua del desierto e hizo el ansiado “break” y ventaja de 4-2.

Ahora faltaba que Nadal también consiguiese que su saque fuese eficaz, lo que le careció durante la mayoría del partido, y eso no sucedió porque lo volvió a perder, aunque de inmediato lo recuperó para el 5-3 y por fin pudo mantener el propio y selló la manga.

Para entonces ambos tenistas llevaban ya dos horas y 57 minutos de acción con todo sin decidir como al inicio del partido, pero ahora ya solo tenían un set para establecer al ganador.

Nadal sacó su mejor clase de figura mundial y abrió la quinta manga con un “break” de oro, que no sólo le dio la ventaja si no que dejó tocada la moral de Pouille.

La ventaja de 2-0 hizo que Nadal dosificase más sus energías de cara a asegurar el saque, pero lo perdió de nuevo en el octavo sin ceder un tanto y a partir de ahí aseguró su saque, hasta que lo volvió a perder en el octavo para el 4-4.

Vuelta a empezar y el sufrimiento para ambos hasta que llegaron al “tiebreak”, donde el suspense estuvo al límite después que Nadal con un parcial abajo de 3-6 salvó las tres primeras pelotas de partido, pero en la cuarta, de nuevo el saque de Pouille fue el que sentenció la victoria que le permite pasar por primera vez a los cuartos de final.

Ahora, el rival de Pouille será su compatriota Gael Monfils, décimo cabeza de serie, que se impuso por 6-3, 6-2 y 6-3 al chipriota Marcos Baghadatis.

El enfrentamiento entre ambos será el segundo que tenga como profesional con ventaja para Monfils por 1-0.

Mientras que con la eliminación de Nadal, que no pudo alcanzar por séptima vez los cuartos de final, el tenis español masculino se queda sin ningún representante de los 11 que comenzaron la competición en el último torneo de Grand Slam.

Otros resultados de la séptima jornada del abierto de Estados Unidos dejaron como ganadores al francés Jo-Wilfried Tsonga, noveno cabeza de serie, que derrotó en cuatro sets por 6-3, 6-3, 6-7 (6) y 6-2 al estadounidense Jack Sock, vigésimo sexto favorito.

El rival de Tsonga, 31 años, que alcanza los cuartos de final del Abierto por tercera vez, segunda consecutiva, lo hizo en el 2011 y 2015, será el ganador del partido de cuarta ronda que esta noche disputan el serbio Novak Djokovic, cabeza de serie número uno, ante el joven británico revelación Kyle Edmund.

Djokovic, que defiende el título de campeón, apenas ha jugado un partido, el de su debut, después que los siguientes rivales, el checo Jiri Vesely no se presentó y en la ruso Mikhail Youzhny se retiró por lesión en la pierna izquierda cuando se jugaba el primer set del encuentro de la tercera ronda y ganaba el tenista serbio por 4-2.

También te puede interesar

One Response

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.