Las dos mujeres detenidas ayer por la Guardia Civil tras el trágico accidente en la Carretera Vieja de Sineu, han declarado hoy ante el juez. Sobre las doce y media de la mañana, han comenzado su declaración y tras la misma; la titular del juzgado de Instrucción número 2 de Inca, en funciones de guardia, ha acordado prisión provisional sin fianza para la conductora del vehículo.

La Fiscalía y la familia de la víctima, personada en el proceso como acusación particular, solicitan prisión para la mujer por los hechos acontecidos. Se le imputan los presuntos delitos de homicidio imprudente y conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas; ya que la mujer, de nacionalidad francesa, presentaba una tasa de alcoholemia muy superior a la permitida; hasta cuatro veces más que el límite legal.

Según fuentes cercanas a lo ocurrido, en la primera prueba de alcoholemia obtuvo una tasa de 0,94 y poco después, en la segunda comprobación, daba 0,98. Estos datos podrían indicar que, lejos de encontrarse en plenas facultades para la conducción, aún se encontraba en la fase de subida del alcohol en su organismo.

Las dos mujeres que se encontraban en el coche cuando se produjo el atropello a padre e hijo, presentaban síntomas de embriaguez y una actitud tanto descarada como agresiva con las fuerzas de seguridad; a las que incluso intentaron engañar respecto a quien conducía el vehículo. “Lo he atropellado yo, si no pasa nada”, gritó una, violentamente. Debido a la confusión generada, la Guardia Civil decidió practicar la prueba de alcoholemia a ambas, confirmando que las dos presentaban casi los mismos niveles de alcohol. También se realizó el test de drogas, cuyo resultado fue negativo.

El agente de la Policía Local de Palma que se encontraba en estado crítico tras ser atropellado, falleció en el hospital de Son Espases poco después del terrible accidente. Tras el paro cardíaco sufrido en el lugar del impacto; la víctima fue trasladada de urgencia al centro hospitalario. A pesar del enorme esfuerzo de los equipos sanitarios por salvarle la vida; no fue posible. Decenas de compañeros de las fuerzas de seguridad se han acercado al hospital para arropar a la familia y mostrar sus respetos al fallecido. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.