Nadal: “Aún siento algo de dolor, pero ya no me limita el juego”

Foto: EFE/EPA/JASON SZENES

Rafael Nadal, que ya está en cuarta ronda del Abierto de tenis de EE.UU., dijo hoy sentir “cada vez menos dolor” en la muñeca por la que se dio de baja en Roland Garros.

“Aún siento algo de dolor, pero ya no me limita el juego”, afirmó en rueda de prensa el español tras vencer con facilidad al ruso Andrey Kuznetsov por 6-1, 6-4 y 6-2.

El mallorquín se mostró satisfecho por haber jugado “muy bien” en una vuelta al Abierto de EE.UU. que le hace “muy feliz”.
[adrotate banner=”11"]

Sobre su nivel de confianza, apuntó que “la victoria siempre ayuda” y que llevaba mucho tiempo esperando verse de nuevo en competición.

Nadal se sintió especialmente orgulloso del juego en el primer set, tras el que tuvo varias pérdidas de servicio que en ningún momento le impidieron mantener sin embargo su posición dominante en el partido.

De todo el partido, recordó el globo en el penúltimo punto del partido, una jugada por la que fue aplaudido y que dijo recordar haber realizado en una ocasión en Madrid contra Novak Djokovic.

A propósito de su próximo rival en la siguiente ronda, el francés Lucas Pouille, Nadal destacó que se trata de un “jugador muy joven” y “completo”.

“Sé que será duro. Jugaré lo mejor que pueda y habrá que prepararse para sufrir y estar lo más concentrado posible”, afirmó.

El tenista español señaló que ha podido jugar contra el francés en el pasado así como estos días en los entrenamientos en Flushing Meadows, aunque no dejó claro si ha extraído información de su juego.

“Lo que me pueda servir a mi el entrenamiento también le servirá a él”, recalcó el mallorquín.

“Lo que está claro es que es un rival muy complicado que juega muy bien al tenis. Hoy mismo ha ganado a Roberto (Bautista) y para ganarle a él hay que tener un nivel alto”, añadió el de Manacor.

Nadal, que celebró en su habitual forma efusiva todos los juegos y, especialmente, la victoria, explicó que reencontrarse con el público del Abierto de EE.UU. en Nueva York “siempre da una energía muy especial”.

“Esta pista es muy particular y como yo transmito también mucha ilusión y pasión pues nos retroalimentamos”, explicó sobre su experiencia en el Arthur Ashe, la cancha central del torneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here