26 septiembre 2016

La presidenta del Govern se niega a recibir al alcalde de Es Castell

La presidenta del Govern se niega a recibir al alcalde de Es Castell

Los Ayuntamientos de Maó y Es Castell acordaron el pasado mes de marzo gestionar de forma conjunta un proyecto que permita reutilizar las aguas residuales de la depuradora que trata las aportaciones hídricas de ambos municipios.

La iniciativa contempla separar las aguas residuales y las pluviales, lo que permitirá llevar a cabo un tratamiento terciario del agua que llega a la depuradora, de manera que las aguas residuales podrán ser reutilizadas con finalidades agrícolas, de recarga de acuíferos y también para la limpieza de las calles. El plan diseñado prevé también incorporar zonas de Es Castell que ahora quedan fuera de la red de saneamiento, como Cala Sant Esteve, Noria Riera y Trebalúger.

Los dos ayuntamientos acordaron entonces actualizar un proyecto ya existente que fue redactado en 2009, para poner funcionamiento una red de saneamiento que separe las aguas residuales y las de lluvia, y solicitar al Govern las inversiones necesarias para empezar a ejecutarlo en esta legislatura.

Desde el pasado 25 de mayo el Ayuntamiento de Es Castell ha solicitado reiteradamente a la Secretaria de Presidencia del Govern de les Illes Balears una cita con la presidenta de la màxima institución autonòmica, Francina Armengol, para poder tratar dicho asunto, conjuntamente con el Ayuntamiento de Maó, aprovechando alguno de sus desplazamientos a Menorca.

Finalmente se fijó fecha, hora y lugar  para llevar a cabo dicha reunión, el 26 de agosto a las 17  horas en el Ayuntamiento de Es Castell, pero dos dias antes de la fecha señalada la presidenta del Govern canceló su visita a Menorca.

Además, cabe recordar que el pasado 18 de marzo el conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal, visitó las instalaciones y se limitó entonces a responder que el proyecto iba a ser estudiado, pero que las prioridades en este tipo de infraestructuras estaban en esos momentos en Mallorca y en Eivissa.

La alcaldesa de Maó, Conxa Juanola, y yo mismo no quedamos satisfechos con la visita del conseller, porque entendimos que no le dio al proyecto la importancia que le corresponde, y, debido a eso solicitamos la interlocución de la presidenta del Govern, Francina Armengol.

Han pasado cuatro meses desde nuestra primera solicitud de audiencia a la presidenta del Govern y tenemos la sensación de que se nos está dando largas, seguramente para provocarnos cansancio y hastío, y, por lo tanto, acabemos renunciando al proyecto.

Los habitantes de Es Castell no se merecen el ninguneo del Govern balear en un proyecto tan importante para el medio ambiente. Además, entre los municipios de Maó y Es Castell aportamos 1,9 millones de euros en concepto de canon de saneamiento y esto debe tener un retorno.

Francina Armengol debería recordar que es la presidenta de todos los habitantes de Balears, no sólo de sus votantes, y debe mantener una relación de lealtad institucional con todos los ayuntamientos de dicha comunidad autónoma sin excepción. Por lo tanto, Armengol no puede ni debe ningunear a ningún alcalde, sin importar su color político. ¿No será ese quizás el problema?

También te puede interesar

3 Responses

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.