No han sido buenos tiempos para el cuerpo de la Policía Local a pesar del esfuerzo de muchos agentes de la plantilla. Al parecer, la poca sintonía entre el cuerpo y quien lo dirige; afecta gravemente al desarrollo de los policías de Baleares. O al menos, eso ha desvelado una carta, que apoyan muchos agentes de la plantilla, en la que critican duramente a la Dirección General de Emergencias e Interior por llevarles hacia un modelo obsoleto.

Acusan en ese escrito, realizado por un agente y apoyado por varios compañeros, a la Dirección General de Emergencias e Interior de querer “unos policías para dar abrazos y besitos y no para realizar unos cometidos que la propia sociedad demanda”. Defienden que lo que falla es el modelo policial a nivel estatal y que es necesaria la modificación de ley de fuerzas y cuerpos de seguridad (Ley 2/86).

[adrotate banner=”84″]

Aunque el malestar de los policías viene de lejos; el detonante de esta situación fue la rueda de prensa que ofreció el Govern sobre las nuevas líneas de la Ley de Coordinación de la Policía Local en Baleares. Catalina Cladera, consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, aseguraba hace varios meses que la Policía Local ” no respondía a las necesidades de la ciudadanía” y por ello, el pasado lunes anunció “pasar del concepto de seguridad ciudadana al de servicio ciudadano para hacer más grande la figura del policía local”.

Algunos agentes han respondido mediante una carta, a la que ha tenido acceso Cronica Balear, que “no podemos colocarnos gafas de madera ante los problemas existentes en seguridad ciudadana” ya que defienden la importancia de garantizar la paz en la vida pública de los ciudadanos. Por parte de algunos miembros de la Policía Local de Baleares se alega que las peticiones de la Dirección General de Emergencias “se desvían claramente de la realidad”.

Durante la rueda de prensa del Govern, también se anunció un nuevo curso básico de Policía Local para así “resolver los problemas de dotación de personal expresados en la mayoría de municipios”; pero la carta de los trabajadores vuelve a contradecir al Govern. “Es faltar a la verdad; este verano se han dado casos surrealistas, cierto ayuntamiento de la zona norte ofreció varias plazas de agentes a diversos aspirantes y éstos aceptaron pero días antes de ser convocados, el ayuntamiento manifestó que no contrataba a nadie”. Poco después, en el pleno de ese mismo ayuntamiento, se aprobó una moción para pedir a la Conselleria que realizase más cursos básicos de policía local. “Sin lugar a dudas, es para ponerse en pie y aplaudir”; señalan enfadados algunos agentes.

Explica el policía autor del escrito que parece que a Interior “le molesta que los policías locales vayan a los servicios que envían para ellos desde el mismo Centro de Emergencias 112”. Alegan que no han abandonado sus competencias exclusivas como acudir a diferentes accidentes de tráfico, molestias de ruido, ordenanzas municipales, etc… y preguntan directamente al Govern: ¿Qué hacemos si hay un caso de violencia de género o doméstica? vamos o ¿avisamos al 091 o al 062 y nos quedamos realizando otras tareas?. Y así con diversos sucesos graves como las peleas entre diversas personas, los accidentes de tráfico en vías interurbanas o los robos con fuerza en la vía pública.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.