La negativa de los trabajadores de Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) a cambiar turnos, sumada a los permisos y bajas de varios maquinistas, ha provocado hoy la suspensión de trayectos del tren de Mallorca, una treintena según los sindicatos y nueve de acuerdo con la empresa.

El comité de empresa, que mantiene un conflicto con la dirección por el que tiene convocadas varias jornadas de huelga para la próxima semana, ha asegurado que la anulación de circulaciones ha provocado un caos y malestar a cientos de usuarios”.
[adrotate banner=”95″]
“Se han producido momentos de tensión vividos por los usuarios debido a las masivas cancelaciones de trenes, sin previo aviso”, señalan los representantes de los trabajadores en un comunicado en el que lamentan los inconvenientes causados por “la falta de organización de la dirección de la empresa”.

Un integrante del comité ha explicado a Efe que la situación se ha producido porque los trabajadores han rehusado cubrir servicios que no les correspondían, como hacen habitualmente para permitir que los trenes funcionen con normalidad.

Esta actitud, que mantendrán en el futuro, supone que los empleados dejan de alargar sus jornadas, ceder descansos, cambiar horarios y turnos, como hacían hasta hoy “en aras de dar un buen servicio al público” pese a que los directivos de SFM no atienden a sus reivindicaciones.

“Si la dirección de SFM anuncia que a partir de ahora quiere ferroviarios de segunda, que no espere la colaboración obtenida hasta el momento”, señala el comité en su comunicado.

Sin embargo, el gerente de la empresa pública autonómica, Mateu Capellà, ha asegurado que esos cambios de turno son muy esporádicos y ha centrado el problema en la falta de personal. “Vamos muy cortos de plantilla”, ha incidido.

Capellà ha asegurado que las incidencias de esta mañana se deben a que cuatro trabajadores no han estado en sus puestos porque tenían “horas sindicales” y a que “dos o tres” maquinistas están de baja.

El gerente ha pedido disculpas a los usuarios que se hayan visto afectados por las suspensiones de trayectos y los retrasos y ha asegurado que, si no hay nuevas incidencias, la situación volverá a la normalidad a partir de esta tarde.

Capellà ha señalado que, aunque no hay una fecha fijada, la dirección de SFM está estudiando las reivindicaciones de los trabajadores para proponerles una nueva reunión para negociar y tratar de desbloquear el conflicto.

Los representantes de los trabajadores solicitan que se respeten las tablas salariales vigentes para las promociones internas y los contratos de nuevos empleados, y quieren también que se les aplique la subida salarial del 1 % aprobada para el conjunto del sector público balear.

Las próximas jornadas de huelga están convocadas para los días 3, 5 y 11 de octubre y los paros se llevarán a cabo en las horas de mayor afluencia de usuarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.