La Guardia Civil de Baleares ha desvelado un presunto delito continuado de estafa. Al parecer, 65 vehículos han sido manipulados por un grupo de siete personas que ya se encuentra bajo la investigación de las fuerzas de seguridad. La investigación comenzó en marzo de este año, cuando algunos guardias civiles del departamento de Tráfico detectaron una posible estafa en la venta de vehículos de segunda mano a través de internet. Los precios ofertados estaban muy por debajo del precio normal en el mercado.

Tras las primeras investigaciones realizadas, los agentes averiguaron que se trataba de vehículos a los que se les había manipulado el cuentakilómetros con el fin de hacerlos pasar por menos usados de lo que realmente habían sido; por lo tanto, eran más apetecibles de cara a un posible comprador. Con la colaboración del Departamento de ITV del Consell de Mallorca y de la Jefatura Provincial de Tráfico en Illes Balears, se localizaron e  inspeccionaron estos automóviles y se tomó declaración tanto a perjudicados como a testigos. Las manifestaciones de los afectados permitió confirmar que existía una modificación ilícita de kilómetros, constitutiva de un delito de estafa continuada.

[adrotate banner=”93″]

La investigación desveló la existencia de varias empresas de Mallorca, dedicadas al arrendamiento de vehículos que explotaban de manera intensiva; y luego reducían el kilometraje para venderlos en el mercado de segunda mano. Utilizaban intermediarios que los anunciaban en internet y en algunos casos incluso se vendieron directamente.

La manipulación del cuentakilómetros se realizaba para que marcara una cantidad significativamente inferior a la real, casi siempre menor a la “barrera psicológica” de los 100.000 kms, de manera que los hacían más atractivos para el comprador. Las ventas eran mucho más sencillas de realizar y les permitía obtener unos mayores beneficios económicos.

Estas manipulaciones, además de tratarse de un acto de competencia desleal, afectan gravemente a la seguridad vial ya que los vehículos no reciben el mantenimiento adecuado a su kilometraje real; la mayoría de las veces desconocido por el comprador del vehículo. La Unión Europea está promoviendo un cambio normativo que obligue a la inclusión del kilometraje en los informes de la ITV, para así atajar estas conductas ilícitas.

La investigación de la Guardia Civil ha permitido detectar, hasta la fecha, la venta de 65 vehículos con el cuentakilómetros manipulado. El delito de estafa ha afectado a 37 ciudadanos de las islas y el grupo delictivo podría haber manipulado a la baja más de 3 millones de kilómetros en diferentes coches. La investigación continúa abierta y no se descarta la localización de más vehículos manipulados, más personas perjudicadas o más implicados en la estafa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.