Imagen de archivo

Gravísimo ataque el que logró evitar la Policía Local de Manacor durante su servicio de madrugada. Al parecer, una mujer llamó a las dependencias policiales para pedir ayuda urgente, ya que según su declaración, su marido la estaba agrediendo por no prepararle comida a altas horas de la madrugada.

[adrotate banner=”95″]

Al parecer, según las primeras investigaciones, el hombre, de origen extranjero, se encontraba bajo los efectos del alcohol y exigió violentamente a su mujer que le preparase algo para comer. La mujer se negó y el hombre la agarró del pelo hasta tirarla al suelo; una vez allí le lanzó varios puñetazos en la cara. La víctima logró escabullirse y se refugió en el interior de una de las habitaciones, cerrándola desde dentro con la llave.

El hombre, fuera de sí, perseguía a su pareja con la intención de agredirla de nuevo. Intentó forzar la puerta de la habitación en la que se escondía la víctima y al no conseguirlo, se fue a la cocina en busca de un cuchillo. Armado con él, intentó de nuevo acceder al interior de la habitación en la que se refugiaba la mujer.

El agresor comenzó a golpear la puerta de manera tan violenta que logró fracturar la parte superior de la misma y consiguió esgrimir el cuchillo por el agujero creado y amenazar de muerte a su mujer. Ella, presa del pánico, consiguió llamar a los servicios de emergencia que acudieron rápidamente al lugar de los hechos. El hombre ya no se encontraba en el domicilio y la Policía ideó una estrategia para defender la integridad de la víctima.

Momentos después, la Policía estableció un dispositivo de seguridad y mientras asistían a la mujer; algunos agentes interceptaron al agresor y fue detenido cuando intentaba evadirse del lugar. El detenido fue trasladado al cuartel policial y posteriormente puesto a disposición judicial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.