22 septiembre 2016

Hila pide que se regulen las 22.000 viviendas de alquiler vacacional de Palma

por
Hila pide que se regulen las 22.000 viviendas de alquiler vacacional de Palma

El alcalde de Palma, José Hila, ha defendido hoy la necesidad de que se regule el alquiler vacacional, que en la ciudad alcanza unas 22.000 viviendas, para que tribute y ayude a financiar los servicios públicos, se eviten problemas vecinales y además se garantice la atención adecuada a los turistas.

Hila ha asegurado que “los turistas de más que han venido este verano, muchos se han alojado en alquiler vacacional, una oferta nueva que no existía”, por lo que ha pedido que se regule porque aunque en el caso de las viviendas plurifamiliares es ilegal “se sigue realizando”, ha criticado en declaraciones a los medios tras asistir a la inauguración de un congreso de turismo sostenible.

Según el primer edil, en torno a 22.000 viviendas de Palma se ofrecen en alquiler vacacional.

“Son muchas y tiene que ser una actividad reglada para que contribuyan con sus impuestos como el resto al mantenimiento de los servicios públicos porque tiene que haber policía, limpieza, mantenimiento y transporte público para esos turistas”, ha reivindicado.

Hila considera necesario que dichas viviendas de alquiler que ahora son irregulares “compitan en igualdad de condiciones con el resto” y reivindica una regulación que también “asegure unos mínimos a los turistas que utilizan esa oferta” y para que los vecinos que compartan inmueble “no tengan problemas de convivencia con esos turistas”.

“Se tiene que regular para evitar problemas y para que el alquiler vacacional, que va a existir, esté regulado dentro de unos márgenes”, ha reiterado.

Sobre la petición de varios grupos parlamentarios al Govern de abordar la limitación del turismo para evitar la saturación, Hila ha dicho que su mayor preocupación al respecto es que la llegada de turistas se traduzca en generación de empleo y que “la parte positiva es que este año hay 13.000 personas más que el verano pasado”.

“Tenemos que buscar empleo a 22.000 personas que hoy en Palma no lo tienen y estoy seguro de que los vecinos de un barrio de Palma cualquiera, como Son Cladera o Son Oliva, no tienen sensación de saturación turística y lo que quieren es un empleo”, ha asegurado si bien ha admitido que este verano ha habido “en algunos momentos sensación de agobio”.

Para paliarlo ha abogado por las políticas de movilidad sostenible que promuevan el uso del transporte público y la bicicleta así como los traslados a pie de turistas y residentes.

Es partidario también de adoptar medidas para alargar la temporada, por lo que la Fundación Turismo de Palma ya solo promociona temporada baja y media, y de otras regulaciones como la adoptada por el consistorio para distribuir mejor los turistas de cruceros por la ciudad.

En el Día Europeo sin coche, Hila también ha invitado a reflexionar sobre las ventajas de pasar al uso de transporte público, de la bicicleta o de desplazarse a pie y se ha referido a la generación de trafico que ocasionan estas grandes superficies como la que abre hoy en el Coll den Rabassa, que “son polos de atracción del tránsito, y donde las infraestructuras nunca son suficientes para atenderlas”.

“Nuestro modelo comercial es el del apoyo al pequeño comercio porque las grandes superficies no necesitan el apoyo institucional ya que ellas mismas por si solas se valen”, ha asegurado y ha defendido que es el pequeño comercio “el que hace que la ciudad tenga vida y no se degrade”.

“Nosotros cuando hemos podido hemos evitado las nuevas grandes superficies, como Ses Fontanelles, porque queremos que el comercio, la restauración y el pequeño comercio de Playa de Palma tengan una oportunidad”, ha añadido.

También te puede interesar

One Response

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.