Foto: EFE/Cati Cladera

Esquerra Unida en Baleares ha denunciado hoy “la pasividad” del Govern ante el problema de la falta de agua, mientras hay ayuntamientos que se ven obligados a adoptar decisiones drásticas con restricciones y cortes.

La formación de izquierda ha denunciado en un comunicado que el municipio de Esporles se ha sumado a otros municipios de la Serra que ya habían adoptado restricciones y cortes en el suministro de agua potable, por la bajada de los acuíferos, que se encuentran al límite.
[adrotate banner=”11″]

EU ha recalcado que las competencias en la gestión de las reservas son del Govern al que ha acusado de falta de previsión ante la sequía que “no es inhabitual en las zonas de clima mediterráneo” y de no haber adoptado medidas necesarias “aunque fueran impopulares o afectaran los usos excesivos en actividades recreativas y otras que no son prioritarias”.

Según EU, el Govern actual tuvo oportunidad de parar la tramitación del Plan Hidrológico que tramitó el anterior ejecutivo del PP y que permitía el abuso y la continuación de las extracciones en los acuíferos sobreexplotados, pero “no lo hizo, por su actitud cobarde, que se ha demostrado irresponsable”.

También critican que no haya sido capaz de aprobar todavía un plan de sequía que pudiera hacer frente con garantías a la situación actual y reclaman medidas restrictivas.

El coordinador de EUIB, Juanjo Martínez, considera “inaceptable que se mantenga el derroche de recursos hídricos, los consumos excesivos y las utilizaciones recreativas, mientras que hay población que no tiene garantizado el suministro básico”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.