El viento dificulta la extinción del incendio de Menorca

El fuerte viento del norte que supla en Menorca, con rachas de hasta 50 kilómetros por hora, dificulta la extinción del fuego declarado esta madrugada en Coves Noves, en el Arenal d’en Castell, al norte de la isla, que ha obligado al desalojo de unas 600 personas.

Fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente han indicado a EFE que el fuego, declarado sobre las 2.15 horas, ha afectado por el momento a un área aproximada de 35 hectáreas y que una vivienda ha quedado arrasada.

[adrotate banner=”11"]

Muchos de los evacuados han pasado la noche en la playa, donde aún permanecen decenas de personas, otros en el recinto ferial del municipio de Es Mercadal y también son decenas los que han sido acogidos por familiares y amigos.

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Viçenc Vidal, se ha desplazado a Menorca desde Mallorca para seguir desde el puesto de mando de los servicios de extinción la evolución del incendio.

Junto a los bomberos de Menorca actúan sobre el terreno cinco brigadas del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat), con tres tanquetas y bajo la dirección de técnicos especialistas y agentes forestales.

Desde el aire se trabaja con tres helicópteros, dos aviones anfibios tipo Canadair y una avioneta de vigilancia y coordinación de las tareas de extinción. En total, unas 70 personas tratan de sofocar el incendio.

Las mismas fuentes han indicado que, por el momento, no se ha solicitado ayuda externa, aunque han incidido en que el fuerte viento hace impredecible la evolución de las llamas, que se han extendido durante la noche a los núcleos de Port d’Addaia, Na Macaret y Cala Molí.

La presidenta del Consell de Menorca, Maite Salord, se ha desplazado hasta el lugar hacia las cuatro de la madrugada. A través de su cuenta de Twitter ha asegurado que “será un día largo y desolador”.

También través de las redes sociales, muchos otros políticos menorquines han mostrado su pesar por el incendio. El conseller de Cultura, Miquel Ángel María, ha indicado que “la desgracia del fuego siempre saca la mejor reacción de los menorquines: acción, generosidad y solidaridad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here