El joven de 26 años que la madrugada del pasado 26 de agosto presuntamente mató a su madre a puñaladas e hirió a su padre de gravedad evoluciona favorablemente y ha sido traslado a planta en el Hospital Mateu Orfila de Mahón, según el último parte médico del centro sanitario menorquín.

[adrotate banner=”11″]

El presunto parricida, que se autolesionó causándose heridas en el tórax y en el abdomen, ha permanecido ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) hasta hoy por la mañana, momento en que ha sido trasladado a planta.

Su estado continúa siendo grave, pero su evolución es favorable, han remarcado desde el hospital mahonés.

Por su parte, el padre fue trasladado a un centro hospitalario de Barcelona el pasado miércoles por decisión de la familia, donde tenía que volver a ser intervenido quirúrgicamente por las heridas sufridas.

La familia, originaria de Barcelona, se encontraba en la urbanización de Son Blanc de Ciutadella pasando sus vacaciones de verano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.