El grupo ecologista GOB ha pedido hoy al Consell de Mallorca que abandone el proyecto y no vuelva a licitar el tramo II del llamado segundo cinturón, después de que la institución insular haya dado por concluido el contrato por retrasos de la adjudicataria con solo un 20 % de la obra realizada.

El segundo cinturón “no es coherente con cambio de modelo territorial que predican los partidos del pacto en el Consell de Mallorca”, según ha alegado el GOB en un comunicado.

La entidad quiere que el Consell aproveche la rescisión del contrato con la UTE que ejecutaba las obras de este tramo de la llamada vía conectora entre la rotonda de CLH y Son Ferriol por incumplimiento de los plazos para “no continuar con esta macro-infraestructura, herencia de la época desarrollista de Matas y Munar”.
[adrotate banner=”102″]
Con sólo un 20 % de la obra ejecutada, los ecologistas creen que todavía hay margen para corregir el impacto territorial del proyecto y darle una dimensión mucho más racional y menos impactante y “que no acabe con las zonas rurales que aún existen en el área de Son Ferriol”.

El GOB ha recordado que el segundo cinturón, que ahora el Consell denomina vía conectora, es un proyecto iniciado por la antigua Unió Mallorquina que, lejos de canalizar el tráfico de Palma, no responde a la demanda real de coches, y sólo aumenta la presión urbanística sobre las zonas rurales existentes entre Son Ferriol y Son Sardina.

Consideran el proyecto incoherente con la filosofía del pacto de gobierno en el Consell de Mallorca y con la petición de MÉS per Mallorca y Podemos de poner límites al crecimiento, intención que han asumido ambos partidos al firmar el manifiesto “Sin límites no hay futuro”.

Tampoco lo consideran coherente con el impulso de la movilidad sostenible que los mismos partidos defienden en Palma, ni con la lucha contra el cambio climático que el Govern pretende poner en marcha con la ley que está preparando al respecto.

“El segundo cinturón no es más que la continuación del modelo depredador que nos ha llevado hasta una situación de colapso que ya todo el mundo ve como insostenible”, concluye la nota.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.