El Consell de Mallorca redactará un plan director de usos culturales para la Misericordia, con el objetivo de consolidar dicha sede como centro cultural de referencia.

El vicepresidente y conseller de Cultura, Francesc Miralles, y la consellera de Modernización y Función Pública, Carmen Palomino, han acordado iniciar el procedimiento para elaborar el plan director, a las puertas de que se inicie la segunda fase de reforma del edificio, ha informado la institución insular en un comunicado.
[adrotate banner=”95″]
El objetivo es consolidar la Misericordia como centro cultural de referencia del Consell, por encima de los usos administrativos.

Ahora que el proyecto básico y de ejecución de la segunda fase de reforma del edificio de la Misericordia ya está redactado y que cuando se está tramitando el proyecto de actividades, el departamento de Cultura ha detectado la necesidad de definir a qué usos se destinarán los espacios nuevos que se recuperarán.

Miralles ha apostado por “convertir la Misericordia en un verdadero centro cultural en pleno centro de Palma”, para lo cual es necesario definir “cuáles son las necesidades que tiene de espacios expositivos y de otros servicios como la Biblioteca de Cultura Artesana y el Archivo del Sonido y la Imagen, entre otros”.

Palomino ha añadido que la reforma de la Misericòrdia se enmarca en el objetivo de que el patrimonio del Consell esté al servicio de la ciudadanía. “Deben ser los mallorquines quienes puedan disfrutar del centro de la Misericordia y, así, el edificio se integrará en la ciudad”, ha asegurado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.