Absuelto el exalcalde de Bunyola en el caso del joven electrocutado por una farola

La jueza de lo Penal número 4 de Palma, Francisca Ramis, ha condenado al que fuera electricista municipal de Bunyola a 2 años de cárcel por homicidio por imprudencia grave y ha absuelto al exalcalde de la localidad por la muerte de un joven, en agosto de 2014, por una descarga eléctrica junto a una farola.

La sentencia, notificada hoy, absuelve además al Ayuntamiento de Bunyola de la responsabilidad civil por el fallecimiento.
[adrotate banner=”11"]

La jueza considera probado que el joven de 18 años murió el día de la verbena de los quintos cuando, al saltar una valla metálica para ir a orinar, se apoyó los pies en una farola y “recibió una fuerte descarga eléctrica” que le produjo una parada cardiorrespiratoria.

La descarga se produjo como consecuencia del mal estado de la farola, dado que la luminaria estaba rota y no garantizaba la estanqueidad, no había fusible de protección, se había puenteado y presentaba un cable suelto, lo que provocaba que “tuviera tensión y al tocarla se produjo la descarga”.

Además había graves deficiencias en el alumbrado del paseo donde ocurrió el suceso, lo que hizo que Industria dejara si servicio toda la zona hasta que se arreglara la instalación.

La sentencia considera probado que el electricista municipal tenía entre sus funciones mantener en buen estado la farola y el cuadro de mandos, sabía que dicha farola daba descargas y estaba en mal estado y “pese a ello no adoptó ninguna medida para evitar o eliminar las descargas eléctricas” ni la reparó ni colocó un diferencial.

Sin embargo, la jueza considera que “no consta suficientemente probado” que el ex alcalde “conociera el mal estado de la farola, ni su cuadro eléctrico, ni que la misma producía descargas antes del accidente”.

Según la magistrada, no concurren los requisitos para poder apreciar la comisión por omisión del delito de homicidio imprudente por parte del ex alcalde porque “nunca supo del deficiente estado de la farola, pues ninguna queja, ni ninguna denuncia le llegó a él personalmente antes de los hechos, ni había ninguna incidencia ni ‘aparte’ en el Ayuntamiento”.

“Del solo hecho de ser alcalde, aún cuando lo fuera en exclusiva, no se deriva ninguna responsabilidad penal por el óbito de autos”, afirma la sentencia.

En el juicio celebrado el pasado julio, el abogado de la familia del joven de 18 años electrocutado pidió 3 años de prisión para el exalcalde y 4 para el exelectricista municipal por imprudencia grave, al considerarlos responsables del “nulo” mantenimiento del alumbrado público.

La fiscal, María Moretó, consideró que lo ocurrido fue una falta por una “actuación negligente y incumplimiento del deber objetivo de cuidado” que no implicaba condena penal, y solicitó a la jueza que no impusiera ninguna pena a los acusados.

El Ayuntamiento de Bunyola abonó a la familia 20.000 euros y la aseguradora del consistorio 150.000.

30 Comentarios

  1. Verguenza os deberia dar decir eso…. David no meo en la farola solo se apoyo para saltar la pared k pague kien tenga k pagar

    • Toda la razón! Pero creo que el ayuntamiento ponr servicios portatiles para hacer uso del mismo no son mera decoración! Lo siento por el pobre chaval, pero si hubiera echo lo correcto ahora no estariamos hablando de esto.

    • Saltó la pared para ir a mear donde no toca. Por eso digo que si hubiera ido a mear donde toca no estaríamos hablando de todo esto.

  2. Me vais a linchar pero pienso que no estariamos hablando de todo esto si el chico hubiera ido a mear donde toca y no donde pilla primero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here