16 Agosto 2016

La Policía Nacional investiga los secuestros virtuales en Palma tras varias denuncias de afectados

La Policía Nacional investiga los secuestros virtuales en Palma tras varias denuncias de afectados

El modus operandi de este nuevo delito se inicia cuando los secuestradores virtuales llaman a la víctima y le comunican que mantienen retenido a un familiar suyo. Aprovechando la sorpresa y el desconcierto de las familiares que reciben la llamada, le exigen cierta cantidad de dinero para liberar al secuestrado. Los secuestradores virtuales mantienen a su víctima al teléfono para asegurarse de que no puede, ni avisar a la policía, ni llamar a su familiar para comprobar que la información del secuestro es cierta.

Tras varios casos, la Policía Nacional ha iniciado una investigación para poner freno a esta nueva actividad delictiva. Para ello, pretenden poner en conocimiento de todos los ciudadanos, las medidas que se deben tomar para evitar ser engañado por estos estafadores. El CNP recomienda ser consciente e informarse de los nuevos peligros existentes y actuar en consecuencia.

Los secuestros virtuales comienzan a partir de una llamada de origen oculto, aunque también se sospecha del prefijo 0056. Es habitual que las llamadas se realicen a los números fijos, en vez de a terminales móviles, para mantener así a sus víctimas en el domicilio. Cuando la persona afectada descuelga, escucha frases angustiosas como “tenemos a su hijo/hija secuestrado”; a partir de ahí comienza la maniobra para darle realidad al secuestro inventado.

Los secuestradores también utilizan a otras personas para que se hagan pasar por los secuestrados, éstos piden ayuda a sus presuntos familiares llorando desconsoladamente y de esa forma evitan ser descubiertos por el tono de su voz. Cuando las víctimas escuchan el llanto, la mayoría de las veces, son ellas mismas las que descubren el verdadero nombre de su familiar al preguntar cosas como “¿Paco, estás bien?”. Los secuestradores utilizarán el nombre que ha dado el familiar para darle credibilidad al secuestro virtual.

Una vez consiguen engañar a sus víctimas, dan las indicaciones para que la familia ingrese el dinero en una cuenta determinada. De hecho, la mayoría de veces, los delincuentes se mantienen conectados a la red para comprobar instantáneamente si se les ha hecho el ingreso exigido. Incluso, los secuestrados fuerzan a la víctima a hacer algún recorrido o ingresar el dinero en algún locutorio cercano, ya que vigilan cada paso del familiar que tienen al teléfono.

La Policía Nacional aconseja que lo primero que se debe hacer al recibir una llamada de este tipo es colgar el teléfono. De esa forma será más fácil localizar a los familiares mencionados y pensar con claridad ya que los presuntos secuestradores utilizan la manipulación para bloquear mentalmente a sus víctimas y lograr que sigan al pie de la letra sus indicaciones.

En todo el territorio nacional ya se han producido alrededor de 700 denuncias por este tipo de casos; los agentes aconsejan recabar toda la información posible sobre la llamada, poner la denuncia pertinente para dar aviso a las fuerzas de seguridad y nunca dar datos personales que puedan comprometernos; es importante recordar que no siempre sabemos quien se encuentra al otro lado del teléfono.

 

También te puede interesar

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.