La Guardia Civil desarticula en dos operaciones varios puntos de venta de droga en la isla de Mallorca

La Guardia Civil ha informado de la detención de siete personas y la incautación de diversas cantidades de estupefacientes durante dos operaciones contra el narcotráfico realizadas al norte de Mallorca y en la zona del Arenal, que han permitido desarticular varios puntos de venta de droga al menudeo.

En la Operación Mien, desarrollada en el norte de la isla, una persona ha sido detenida y se han incautado diversas cantidades y tipos de estupefacientes, ha detallado el instituto armado en un comunicado.
[adrotate banner=”11"]

La Guardia Civil tenía indicios de que en las zonas de ocio de las localidades de Playas de Muro, Alcúdia, Puerto de Alcúdia, y Puerto de Pollensa, un hombre vendía estupefacientes en el interior de los locales.

La investigación permitió detenerlo en uno de los locales más conocidos de Playas de Muro, donde supuestamente tenía previsto llevar a cabo la actividad ilícita.

En el momento de la detención se le intervinieron diversas cantidades y tipos de sustancias estupefacientes (comprimidos de éxtasis, cristal (MDMA), speed, anfetamina y metanfetamina, cocaína y hachís, todo ello dispuesto en dosis preparadas para su venta, junto con una cantidad de dinero en metálico fraccionado en billetes pequeños, proveniente de las ventas ya realizadas.

Posteriormente, en el registro domiciliario del detenido se intervino una balanza de precisión y diferentes efectos para la adulteración de las sustancias y confección de las dosis.

En cuanto a la Operación Charolet, se ha llevado a cabo en la zona del Arenal de Llucmajor y ha supuesto la detención de 6 personas e intervención también de varias sustancias.

La investigación detectó que varias personas controlaban distintos puntos de venta desde donde distribuían cocaína, hachís y marihuana a los turistas y a los residentes de la zona, y además llevaban a cabo el abastecimiento a otros pequeños distribuidores.

Fruto de los registros practicados en las viviendas de los detenidos y en un local comercial se han intervenido efectos para el pesaje de estupefacientes, dinero en efectivo, cocaína en roca de gran pureza dispuesta para su adulteración y posterior distribución, marihuana y hachís.

Cinco de los siete detenidos por presuntos delitos contra la salud pública han ingresado en prisión y otros dos han quedado en libertad con cargos, una vez presentados ante la autoridad judicial.

La Guardia Civil ha señalado que mediante las dos operaciones ha logrado interrumpir “a trayectoria ascendente de los suministradores de sustancias estupefacientes a pequeña escala, muy activos en la presente temporada estival”.

3 Comentarios

  1. Enhorabuena a la guardia civil que con la policia nacional son los auténticos policías en España y no la POLICIA LOCAL que son sirven para dirigir el tráfico y aparte lo hacen mal!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here