Empujones y broncas en el Paseo Marítimo por la carencia de taxis

Llega el fin de semana y la situación se repite una y otra vez. La temporada estival y la visita de miles de turistas, unido a la necesidad de los residentes de usar este transporte; provoca diversas situaciones de tensión en las zonas más visitadas de las noches de ocio en Palma. Muchos de nuestros lectores se han puesto en contacto con Cronica Balear para denunciar la carencia de taxis que se advierte los fines de semana; ayer noche, de nuevo el problema.

[adrotate banner=”11"]

A partir de las cinco de la mañana, decenas de personas buscan un taxi a la vez. Se forman larguísimas colas frente a la discoteca Tito’s en el Paseo Marítimo, Vía Argentina o incluso en Plaza España. El problema reside en la falta de vehículos para atenderlos a todos; ya que la impaciencia y la desesperación de algunos clientes llega a extremos violentos. Se producen broncas y empujones; airadas discusiones sobre quien tiene el derecho a subirse en el taxi que para frente a las colas.

Otros muchos, salen de las paradas y esperan en diferentes puntos de la calzada para conseguir parar a un vehículo en marcha. Clientes turistas y residentes llegan a ocupar todo el Paseo Marítimo diseminados a diferentes alturas para ser los primeros en parar la primera luz verde que vean. Abordan a los conductores desde los arcenes, desde la propia carretera o invadiendo alguno de los carriles; acciones que podrían resultar peligrosas y acabar en un trágico atropello.

Este movimiento fuera de las paradas de taxis, está provocando la presencia en la zona de varios vehículos piratas. Conductores particulares que intentan realizar también su agosto recogiendo sobre todo a los impacientes turistas; que sólo desean llegar al hotel lo antes posible tras una larga noche de fiesta. Los conductores, la mayoría de nacionalidad sudamericana, están en circulación en las horas más conflictivas en la búsqueda del taxi; y realizan varias carreras ilegales.

taxi pirata paseo maritimoLa Agrupación Empresarial de Autotaxi y Autoturismo de Baleares (FEBT-CAEB) ya alertaba en junio de que este verano podría producirse una “carencia de taxis” en Palma a determinadas horas del día, a raíz de la negativa de Cort de recuperar un turno horario de 16 horas en lugar de 13. Tampoco el refuerzo los fines de semana; el departamento de Movilidad del Ayuntamiento también desestimaba la petición de libertad de horario las 24 horas del día durante los fines de semana de junio a septiembre.

Los taxistas consideraban necesario eliminar la regulación horaria y que los taxis pudieran trabajar sin restricciones para cubrir la demanda existente, eso permitiría que los titulares de las licencias podrían contratar más conductores. También se evitaría el transporte ilegal de pasajeros por vehículos sin licencia. Algunos partidos políticos también han solicitado al Ayuntamiento de Palma, una mejora de la regulación para así evitar situaciones conflictivas como las de anoche.

De hecho, la falta de taxis puede resultar, además de conflictiva, contraproducente para muchos conductores; ya que mientras se potencia el no uso del vehículo particular para evitar una conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas, los ciudadanos no cuentan con alternativas suficientes que cubran la gran demanda estival.