23 Agosto 2016

El Govern reclama a Hacienda que le compense 5.500 millones por la deuda histórica

por
El Govern reclama a Hacienda que le compense 5.500 millones por la deuda histórica
Catalina Cladera

El Govern balear ha presentado formalmente una reclamación ante el Ministerio de Hacienda en la que demanda quedar exento de pagar la deuda contraída a través de los mecanismos de liquidez del Estado desde 2012, unos 5.586 millones de euros, para compensar el déficit histórico de financiación.

La cantidad inicial que demanda por el Govern en concepto de compensación es de 5.304,3 millones de euros, la cifra de la deuda viva con el Gobierno a 30 de junio por los mecanismos de liquidez, más los intereses que se han generado por las cantidades ya transferidas entre 2012 y 2015 que son 224,6 millones; y otros 52,6 millones de las amortizaciones ya abonadas, ha informado el ejecutivo autonómico en un comunicado.

En total serían más de 5.586 millones de euros.

Las cantidades prestadas por el Estado en concepto de los mecanismos de liquidez concedidos a partir de 2012 suponen más del 60 % del total de la deuda pública del archipiélago.

La demanda formal se ha enviado por carta firmada por la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, dirigida al ministro en funciones, Cristóbal Montoro, después de que el primer planteamiento de esta iniciativa se realizara en el encuentro que la presidenta Francina Armengol y la misma consellera mantuvieron con el titular de Hacienda el pasado abril.

Lo que el Govern plantea es “un acuerdo mediante el cual el déficit de financiación de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares pueda ser compensado con la deuda de la Comunidad Autónoma por los mecanismos del Estado”.

Dicha deuda ascendía a 30 de junio a 5.304,348.668,55 euros, a lo que el Govern añade los intereses devengados por todos los empréstitos en el periodo 2012-2015, por importe de 224.599.305,31 euros, y la devolución efectiva de 52.585.728,34 euros correspondientes a los fondos ya pagados por la comunidad en concepto de amortización de diferentes créditos.

Además este acuerdo debería ser “revisado” para incluir la cifra de la deuda pendiente de formalizar en 2016.

El Govern justifica la demanda de compensación por el “déficit histórico de financiación” que sufre Baleares, “derivado de la mala dotación inicial de las competencias transferidas, y del déficit de inversiones del Estado”, que la Conselleria de Hacienda cifra en 1.863 millones de euros menos que la media de la financiación de las CCAA en el periodo 2002-2013.

Eso ha supuesto, “recibir 155 millones de euros anuales menos que la media”, según Cladera.

El Govern señala que el problema de endeudamiento se debe a la falta de financiación adecuada de Baleares, y no a un exceso de gasto del Govern, ya que “Baleares es la comunidad que menos ha gastado por habitante” en el periodo 2012-2013.

Según el ejecutivo autonómico, las cifras de gasto social y sanitario de Baleares se encuentran en la cola de las comunidades autónomas.

Las últimas cifras de la balanza fiscal del año 2013, refuerzan la idea de déficit por valor de 1.511 millones de euros favorables al Estado, sólo en aquella anualidad.

Según el Govern, la creciente deuda pública, provocada por los repetidos incumplimientos de los límites de déficit anuales y el consiguiente aumento de la deuda comercial se deben a “la falta de ingresos que hubieran correspondido al esfuerzo de la comunidad”.

Cladera ha criticado “la falta de cumplimiento por el Estado de la obligación legal de la reforma del Sistema de Financiación Autonómica”, y que en vez de abordar esta cuestión haya preferido endeudarse los gobiernos autonómicos a través de los mecanismos de liquidez, en la práctica créditos a devolver con intereses.

“Lo que se planteó como una vía de salvación autonómica para reducir la deuda con proveedores no es más que una salida del Gobierno por su incumplimiento de atender la reforma de la financiación autonómica”, expone Cladera en el escrito.

Reclama una mejora de la financiación que debe ser “ex novo, para romper con el actual status quo”, tal como plantea el grupo de trabajo conformado a finales de julio entre el Govern balear y la Generalitat de Catalunya, y coordinado por el profesor y economista Guillem López Casasnovas.

También te puede interesar

One Response

Envia tu opinión

Tu email no sera publicado.