El Govern pide la convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial de Educación

La Conselleria de Educación y Universidad ha reiterado hoy su “rechazo total” a la LOMCE y a su proceso de implantación en las comunidades autónomas y, con tal motivo, ha solicitado la convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial de Educación.

El conseller de Educación y Universidad, Martí March, ha remitido una carta al ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, para pedir la reunión del ministerio y las comunidades autónomas.

Con esta solicitud de reunión de la Conferencia Sectorial se quiere “paralizar” la imposición de las reválidas e iniciar un “debate tranquilo” entre todas las comunidades autónomas, tal y cómo se comprometió el ministro en las últimas Conferencias Sectoriales, ha señalado la Conselleria de Educación.

En la misiva, el conseller de Educación y Universidad ha expresado su disconformidad con el decreto 310/2016 aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes, en el que se regulan las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato.

March le recuerda al ministro la “preocupación” mostrada por la mayoría de comunidades autónomas en la última Conferencia Sectorial en relación al proceso de implantación de la LOMCE, así como la “petición conjunta” de abrir un diálogo en el seno de este foro.

La Conselleria de Educación y Universidad “quiere reiterar una vez más su rechazo a la imposición de la LOMCE y la oposición total de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares a la celebración de las pruebas de Reválida de ESO y Bachillerato”, ha afirmado este departamento en un comunicado.

Para el conseller, se trata de pruebas que, en el caso de no ser aprobadas por el alumno, no le permitirán tener el título ni de Secundaria ni de Bachillerato, a pesar de haber aprobado los 4 cursos de Secundaria y los 2 de Bachillerato, puesto que aprobar las reválidas es requisito “imprescindible” para poder tener los dos títulos de estas etapas.

El nuevo decreto aprobado el pasado viernes, subraya la conselleria, “condena a los estudiantes que no pasen la evaluación final de 4º de ESO a matricularse únicamente en ciclos de Formación Profesional Básica y a los que no superen la reválida de Bachillerato, a no poder acceder en la Universidad ni a enseñanzas artísticas superiores”.

Para el conseller, estas reválidas, “lejos de mejorar la calidad del sistema, lo que harán es incrementar el número de alumnos sin titulación puesto que no ofrecen alternativas a los alumnos que no las aprueban”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here