El derrame del refrigerante de la conducción eléctrica en Menorca mantiene la prealerta del Cambal

La Dirección General de Emergencias e Interior mantiene activada la fase de prealerta del Plan Cambal por un pequeño derrame, ocurrido ayer, del refrigerante de la conducción eléctrica entre Mallorca y Menorca en la zona de Cala d’en Bosch en Ciutadella.

La rápida actuación de las administraciones implicadas y de la Red Eléctrica Española ha hecho posible que el derrame no haya llegado a tierra, señala en una nota de prensa el Govern.

Según explica, un nuevo escape de hidrocarburo refrigerante proveniente de un tramo de la conducción eléctrica que conecta Menorca con Mallorca, próximo a la zona de Cala d’en Bosch motivó ayer la activación la fase de prealerta del Plan de Contaminación Accidental en Área Marítima (Cambal).
[adrotate banner=”91"]

Es un derrame de pequeñas dimensiones causado por dos fisuras en el conducto eléctrico, días después de que Red Eléctrica finalizara la reparación del mismo por una avería ocasionada el 8 de julio, cuando el cable subacuático fue seccionado por el ancla de una embarcación que había realizado un fondeo en una zona no apta.

La actuación coordinada desde el primer momento de todas las instituciones, Dirección de Emergencias, Ayuntamiento de Ciutadella, Consell de Menorca, Salvamento Marítimo, y la empresa responsable de la conducción eléctrica, Red Eléctrica Española, ha permitido que el escape haya sido rápidamente controlado y no haya llegado a tierra.

Una vez se han detectado las fisuras, la empresa ha retirado la presión del fluido al mínimo con el fin de minimizar el volumen del derrame y ha desplegado los medios necesarios para hacer una valoración de la gravedad de la avería.

Una embarcación de Sasemar también ha actuado con el fin de dispersar la mancha y técnicos de Emergencias y del Ayuntamiento de Ciutadella han decidido colocar barreras absorbentes en la bocana de Cala d’en Bosch para prevenir que el derrame llegue a la zona de baño.

A primera hora de esta mañana la embarcación de Salvamento Marítimo ha podido comprobar que no había restos del hidrocarburo en las zonas afectadas por el escape.

Sin embargo la Dirección de Emergencias mantiene activada la fase de prealerta y permanecen colocadas las barreras de absorción en prevención.

Por otra parte, Red Eléctrica sigue con las tareas de reparación del cableado y ha puesto todos los medios necesarios para que las fisuras queden selladas lo más rápido posible.

Además, continúa el operativo de vigilancia desde tierra y mar para controlar la evolución del escape en las próximas horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here