Detienen el vertido de aguas residuales en s’Albufera por la rotura de un colector

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha informado hoy de que los operarios han detenido el vertido accidental de aguas residuales de Can Picafort en s’Albufera de Mallorca producida el lunes pasado por la rotura de un colector y que amenaza el espacio natural.

La rotura del colector que conduce las aguas residuales de Can Picafort hacia la depuradora de Muro ha provocado un vertido de aguas residuales sin tratar en la zona de son Bosc, cuyo hábitat se estaba recuperando, ha informado la Conselleria en un comunicado.
[adrotate banner=”11"]

El departamento autonómico ha negado que la rotura afecte a la infraestructura renovada hace un año y medio, después de que el GOB pidiera ayer explicaciones y responsabilidades porque el vertido ha ocurrido en la zona que ya se había visto afectada por otro durante las obras de la empresa VOPSA para sustituir las conducciones que transportan aguas sucias de la Platja de Muro y Can Picafort hasta la depuradora de la Platja de Muro.

Lo averiado es el colector viejo de fibrocemento de unos 50 centímetros de diámetro que recoge las aguas de Can Picafort, y que no se cambió cuando VOPSA hizo las obras, ya que se espera la construcción de la nueva depuradora de Santa Margalida. No es por tanto el colector reemplazado el año pasado de Playa de Muro, si no el de Can Picafort.

La rotura se suma a otras averías que ha sufrido el sistema de aguas residuales de playa de Muro y Can Picafort, con efectos directos sobre s’Albufera de Mallorca.

Desde ayer los operarios de la Agencia Balear del Agua (Abaqua) han trabajado para detener el vertido, que ya han conseguido parar y se espera tener la avería reparada en los próximos días. La intervención consistirá en la creación de una especie de “by-pass” desde el colector viejo hacia los colectores nuevos de la Playa de Muro.

La Conselleria admite que este episodio agrava la situación hídrica de s’Albufera, amenazada por la sequía hidrológica, el exceso de extracciones del acuífero, la mala calidad de las aguas procedentes de la EDAR de Sa Pobla, el exceso de nutrientes provenientes de la agricultura y la sobrecarga en la EDAR de Muro, que todavía está recibiendo las aguas de Santa Margalida.

Ante esta grave situación, la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, ya está redactando el proyecto de ampliación y mejora de la EDAR de Sa Pobla.

En cuanto a la EDAR de Muro, el Govern espera el inicio de las obras de la nueva EDAR de Can Picafort que depende del Ministerio y de la voluntad del Ayuntamiento de Santa Margalida de “desatascar” la tramitación.

La Conselleria ha recordado que ya están disponibles los terrenos necesarios, cedidos por la Asociación Hotelera Playa de Muro, del proyecto y de la financiación por parte del Ministerio de Medio Ambiente.

Recientemente la Comisión de Medio Ambiente de las Islas Baleares ha aprobado una modificación en el proyecto del emisario submarino correspondiente a esta nueva EDAR proyectada, que modifica la técnica constructiva para salvaguardar la pradera de posidonia de la bahía de Alcúdia.

La Conselleria de Medio Ambiente prioriza la depuración terciaria y la reutilización de las aguas, antes de proceder al vertido al mar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here