Los agentes de medio ambiente de Baleares han determinado que la causa del incendio forestal de ayer en Ca’n Conquet ha sido una colilla no apagada y probablemente lanzada desde un vehículo a su paso por la autovía de Llucmajor.

El fuego, declarado ayer jueves a las 17.30 horas se clasificó de nivel 1 en su inicio por su proximidad a la autovía y a una vivienda, quemó 2,5 hectáreas de pinar.

Cuatro brigadas, dos autobombas, dos helicópteros, un avión de carga en tierra, un avión de coordinación, dos técnicos de extinción y un director de extinción del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) además de cuatro agentes de medio ambiente intervinieron en la extinción.

Los agentes de medio ambiente de la Unidad de investigación de de incendios forestales recuerdan que las causas humanas, como las negligencias y las conductas incívicas, suponen la mayoría de los incendios.

Asimismo insisten en que estos actos pueden ser tipificados como delito ambiental según el Código Penal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.