Un avión con destino a Palma que despegaba del aeropuerto de Glasgow, en Escocia, declaró hoy el estado de emergencia minutos después de abandonar la pista, lo que causó la consternación entre los pasajeros y le obligó a volver a tomar tierra.

La aerolínea inglesa de bajo coste Jet2 afirmó, a través de su página web, que el vuelo LS189 se vio obligado a aterrizar de nuevo en territorio británico debido a un “pequeño fallo técnico” y como “medida de precaución”, sin facilitar más detalles.

A las 7.55 hora local (6.55 GMT) despegó el avión, antes de que la tripulación se diera cuenta del problema que les llevó a aterrizar de emergencia a las 8.30 horas (7.30 GMT) en Glasgow.

Tras el incidente, que no provocó daños personales, las pistas se cerraron durante 10 minutos, otros vuelos se desviaron y se paralizaron los despegues.

A través de Twitter, la cuenta oficial airlive -que se encarga de dar información sobre el espacio aéreo en directo-, informó de que las pistas ya están operativas.

La compañía sostuvo, a través de un comunicado, que una nueva aeronave con destino a Palma despegará a las 11:25 hora local y, además de disculparse por lo sucedido, señaló que su “prioridad es la seguridad de los pasajeros”.

Varios usuarios del vuelvo expresaron en Twitter la conmoción y el susto que vivieron tras el anuncio de la emergencia.

“Gracias a Dios que hemos aterrizado sanos y salvos. No estoy seguro de si quiero volar otra vez”, apuntó en esta red social Adam Rowe.

En Facebook, Alison Storm Fitzsimons publicó que solo estuvieron en el aire “durante 15 minutos” y que lo más “preocupante” fue que les comunicaron que la tripulación les daría más información una vez supieran lo que estaba sucediendo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.