La Conselleria de Salud ha recomendado prevención ante la llegada de las altas temperaturas características del verano y ha recordado que las personas mayores, los niños, los enfermos crónicos y las personas que trabajan al aire libre son colectivos de riesgo y los más vulnerables a sus efectos.

La Dirección General de Salud Pública y Participación ha aconsejado en un comunicado especial atención para los mayores de 80 años que vivan solos o estén enfermos, los niños, las personas que sufran enfermedades crónicas y quienes trabajen en al aire libre y ha recomendado beber líquidos en abundancia, aunque no se tenga sed, en especial los niños y ancianos.

Entre las medidas preventivas para hacer frente al calor, Salud también ha recomendado evitar las bebidas alcohólicas, con cafeína o mucho azúcar.

Se aconseja además comer más verduras y fruta, evitar las comidas muy calientes o copiosas así como la actividad física en las horas de más radiación.

Es recomendable ducharse a menudo, usar ropa de colores claros, ligera y de tejidos naturales (algodón y lino) y aprovechar si es posible las primeras horas y las últimas del día para las gestiones en la calle como las compras y visitas.

En el ámbito de la seguridad alimentaria, es necesario evitar romper la cadena de frío al comprar alimentos, manipularlos de manera adecuada, conservarlos correctamente en refrigeración, así como lavar y desinfectar la fruta y la verdura antes de consumirla.

En caso de necesidad, el teléfono 061 Salud Responde está a disposición de los usuarios para cualquier consulta médica.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.